Nuevas soluciones de VASCO Data Security

2 Nov 2006 en Seguridad

VASCO Data Security, empresa proveedora de soluciones de seguridad y acceso con más de 480 bancos y 30 millones de DigiPass operando en todo el mundo, presentó al mercado argentino la última tecnología a nivel mundial para seguridad y autenticación de usuarios, que será comercializada a nivel local por Macrotel, líder desde hace más de 20 años en la provisión de sistemas orientados principalmente al mercado financiero y de telecomunicaciones.

La última tendencia en autenticación segura, dada por la combinación de una clave de identificación única y de una infraestructura de clave pública (PKI por sus siglas en inglés), permite a las empresas valerse del marco de alta seguridad que provee la tecnología de firma digital. La nueva solución Digipass 860, permite contar con un dispositivo portátil, generador de clave única, que puede conectarse vía USB a cualquier PC para validar el ingreso mediante este sistema de PKI. A través de este dispositivo de autenticación de alto desempeño es posible obtener una rápida y sencilla validación segura a partir de una contraseña de 6 dígitos que es generada por única vez cada vez que un usuario se identifica

Por su parte, Digipass Web es otra innovadora solución que permite elevar el nivel de seguridad que tradicionalmente se obtiene a partir de una clave estática, usada en forma recurrente. A través de una clave única provista por Digipass Web, que se utiliza exclusivamente para cada validación, se logra un marco mucho más seguro para la identificación de usuarios y la validación de transacciones. Esta solución no requiere la utilización de ningún dispositivo de hardware y está totalmente basada en la Web, lo que permite tener una solución de muy bajo costo y brindar al usuario una herramienta de muy sencilla utilización.

 

Toda la gama de soluciones de VASCO permite que cualquiera de sus múltiples dispositivos pueda ser validado contra un mismo sistema central, gracias a que cuenta con una gran flexibilidad para dar a cada cliente el dispositivo adecuado para su necesidad. Asimismo permite que cada uno de estos dispositivos interactúe con múltiples sistemas centrales, adaptándose así a la necesidad real de cada organización y dándole libertad al usuario para validar su acceso a distintas aplicaciones, e incluso a distintas entidades, a través de un único dispositivo.