Nokia y Siemens forman nueva empresa para competir con Ericsson

La nueva compañía lleva el nombre Nokia Siemens Networks y será la combinación de fortalezas de estas dos potencias de las telecomunicaciones en un joint venture en el que cada una tendrá el 50%.
La compañía incluirá a lo que hoy es el grupo de negocios de redes de Nokia y a las operaciones para carriers de Siemens. El primer resultado concreto que se espera es una reducción de costos por un total de U$S 1.900 para el año 2010, según un comunicado de Nokia.
Se espera que la nueva unidad genere U$S 20.000 millones anuales de facturación. La operación se completaría para fines de este año, una vez aprobada por las autoridades reguladoras. Las dos compañías anunciaron una reducción de personal que será de entre un diez y quince por ciento de los 9000 puestos actuales.
Estas noticias que pueden ser un poco tristes para los empleados de estas firmas son, sin embargo, positivas para los inversionistas. De allí que hayan aumentado las acciones de ambas compañías tras conocerse la noticia.
“La nueva compañía tendrá que tener una actitud de desafiante, fieramente competitiva y con un indeclinable foco en el cliente. Al final del día, es el cliente el que decide la suerte de cualquier compañía,” señaló el CEO de Nokia, Olli-Pekka Kallasvuo.
El ejecutivo comentó que, a medida que la industria de las comunicaciones converge,  Nokia Siemens Networks estará muy bien posicionada para ayudar a sus clientes, que serán los carriers de telecomunicaciones, en la reducción de sus costos y aumento de sus ingresos a medida que van resolviendo los desafíos de las tecnologías convergentes.
En el segmento de mercado al que apunta Nokia Siemens Networks, tenemos a empresas como T-Mobile, Vodafone o O2, que necesitan tecnología y equipamiento que les permita brindar más servicios y contenidos a sus clientes en forma inmediata.
Nokia es hoy una empresa que opera en 130 países y tiene 62.000 empleados, mientras que Siemens tiene 460.000.
Siemens vendió su operación de teléfonos celulares a la firma de Taiwan BenQ y Nokia es hoy el mayor fabricante de esos productos, lo cual ha eliminado áreas de fricción o competencia entre las dos empresas que se asocian. La nueva compañía tendrá unos 60.000 empleados, tendrá sede central en Helsinski, Finlandia, y será dirigida en lo financiero por Peter Schoenhofer, ejecutivo de Siemens. El CEO será Simon Beresford-Wylie, de Nokia.
Las consolidaciones se iniciaron cuando Ericsson, de Suecia, compró los activos de Internet y banda ancha de Marconi por 1200 millones de libras. En abril de este año, Alcatel, de Francia, compró a Lucent Technologies por 13.400 millones de dólares.
“Nokia ha tenido problemas para competir del lado de la red. Ahora tendrá una mejor posición y eso la ayudará del lado del teléfono celular,” comentó David Larsson, analista de IT Research, de Estocolmo, Suecia. “Ericsson tendrá ahora un sólido competidor debido a la posición de Siemens en el mercado Europeo.