No siempre es la red la que está “lenta”

Los que tienen la responsabilidad de administrar una red saben bien que en cualquier momento pueden escuchar la frase “la red está lenta.” También saben que la mayoría de las veces esa “lentitud” puede no responder a un problema propio de la red y que el problema se puede originar en cualquier parte de la infraestructura. Por ejemplo, un usuario que sin querer descargó un software spyware, el cual intentará desbordar el firewall una y otra vez haciendo que esa computadora trabaje mucho más lentamente.
La experiencia demuestra que en las redes con una velocidad 10/100 muchos de los problemas se originan en el tráfico, pero cuando se trata de redes Gigabit, la mayoría de los problemas surgen de un periférico. Las configuraciones en las que conviven ATM con Frame Relay, ISDN y VPNs, por ejemplo, pueden tener sus propias complicaciones de rede propiamente dicha.
Dicho que la mayoría de los problemas no se originan en la red, igual le queda a los administradores la responsabilidad de identificar las causas de problemas. Disponer de los sistemas de monitoreo adecuados ahorrará mucho trabajo, sospechas y explicaciones innecesarias.
Los sistemas de administración de redes también pueden “leer” síntomas de utilización en bits que entran y salen, tiempos de respuesta en milisengundos o tiempo de funcionamiento real de aplicaciones, servidores, routers y switches. Cosas como estas llevan al administrador al área del problema, pero no siempre a su causa. Luego habrá que profundizar en los logs (registros) y ver qué tipo de errores recogieron.
Por ejemplo, cuando conectamos un dispositivo a una red 10/100 Ethernet,  el switch y ese dispositivo negocian la velocidad a la que funcionará la conexión. Pero eso no siempre funciona bien y, al producirse un desajuste de velocidades, se genera congestión. Eso puede ocurrir del lado del switch, de una PC o de un servidor Unix, por ejemplo. En esos casos, la interfaz del administrador comienza a mostrar mensajes de error FCS (Frame Check Sequence). Si se trata de un servidor, funcionará más lento debido a la gran cantidad de reintentos (retries). Los usuarios dirán que la red está lenta, pero es un desajuste entre el servidor y el switch.