Nada detendrá el crecimiento de Linux, ni siquiera su propia naturaleza

13 Abr 2005 en Software

Ni los reclamos de SCO Group en su juicio por la propiedad intelectual de piezas selectas de código Linux, ni tampoco Microsoft, serán capaces de detener la proliferación de Linux en la empresa durante los próximos dos años.                                  Según el analista de Gartner George Weiss, la mayor complicación para la penetración de Linux en la empresa es la modalidad de proceso que implica su utilización. Para este analista, los problemas de proceso son cinco y los presentó en una conferencia patrocinada por Unisys.
El primero es que la múltiple distribución de código fuente lleva a la fragmentación. El segundo es que los costos de soporte crecen y aumentan el costo total de propiedad (TCO).  En tercer lugar, tenemos que la proliferación de licencias del sistema operativo pueden exceder la capacidad de los usuarios en cuanto a su administración. El cuarto, es que la frecuente aparición de versiones crea potenciales problemas de dependencia en cuanto a compatibilidad. Por último, desde el inicio del pleito con SCO, ha quedado claro que pueden presentarse imprevistos problemas de patentes y derechos que complican la administración del riesgo operativo.
A pesar de lo anterior, los datos de Gartner Research indican que cada vez son más las empresas que ubican a Linux en su futuro foco estratégico. Linux va ganando puestos desde funciones periféricas de baja criticidad, para llegar a implementaciones de misión crítica.
La periferia de la red ocupó el primer lugar en el 31% de los entrevistados en la encuesta de Gartner.  Otro 18% piensa en Web Servers y misión crítica en el centro de datos. Los servidores de aplicaciones estuvieron en el foco de un 13% de los entrevistados y los clusters de computación fueron citados por un 12% de los mismos.
Weiss predice: “Dentro de los próximos cinco años, es muy probable que UNIX decline y que se lo restrinja a grandes servidores de misión crítica empresarial, para bases de datos y enormes cargas de trabajo.”
“En el campo del rango intermedio, con servidores de uno a 16 o hasta 32 procesadores, habrá mucha pelea entre Linux y Windows,” agrega Weiss. También prevé que Linux consiga presencia en más de un 60 % de los centros de datos, pero sin pensar en grandes migraciones desde servidores o desktops Windows.
Respecto a los movimientos de Sun Microsystems en el campo de open source con Solaris, el analista cree que recién dentro de uno a dos años esta empresa tendrá nuevamente el ímpetu necesario como para hacerse notar frente a Linux.
Compañías como Red Hat o Novell, según Gartner, enfrentarán problemas de precios bajo el modelo de suscripción que, en su opinión, es poco flexible para algunos usuarios. También se evaluó positivamente al ingreso de Novell al segmento mediante la compra de SuSE, lo cual aleja temores de un eventual monopolio de Red Hat. Actualmente, en los EE.UU. Red Hat tiene un 80% de participación en las ventas de Linux.
En síntesis, la evaluación nos dice que no existen problemas tecnológicos para la penetración de Linux en la empresa, sino más bien en el proceso de evolución de la comunidad que lo impulsa.