Microsoft vuelve a la carga en clustering

19 Sep 2005 en Servidores

El Server Group de Microsoft se dispone a atacar a Linux en el creciente mercado de la computación en clusters. Un cluster es la conexión de dos o más computadoras de modo que se comporten como si fuesen una misma. El clustering explota conceptos como el de procesamiento paralelo, balanceo de carga de trabajo y tolerancia ante fallas, entre otras ventajas.
Microsoft ya estaba en el mercado del clustering con su solución MSCS (Microsoft Cluster Server), también recordada como Wolfpack, que no escala al hig-end al que aspira llegar esta compañía.
En el marco de Professional Developers Conference, Microsoft presentó su primer versión beta de Compute Cluster Solution. El release formal, con el que se podrán integrar en un cluster hasta 128 máquinas, está previsto para mitad del 2006.
Bob Muglia, VP senior de la división Windows Servers de Microsoft, dijo: “Creemos que el ecosistema está ya preparado para esto y tenemos mucho entusiasmo con la oportunidad que presenta,” olvidándose de paso del entusiasmo que despertaron con Wolfpack en su momento.
La hipótesis de Microsoft es que la tendencia hacia el clustering se intensifica, especialmente con la aparición de los procesadores dual-core que ofrecen mayor potencia de computación. Los proveedores de software también están contribuyendo a la adopción de esta tecnología.
Hoy los clusters se utilizan principalmente en entidades de servicios bancarios y financieros, divisiones gubernamentales, empresas farmaceúticas, laboratorios de investigación y universidades, presentándose como una alternativa de menor costo a las arquitecturas mainframe.
Muglia admitió que la mayoría de los actuales clusters son Linux y que han funcionado para muchos, pero también destacó los aspectos negativos de ese sistema operativo. Específicamente, se refirió a la desprolijidad del soporte y a la incapacidad de integrar sus aplicaciones con otros softwares empresariales.
La demostración mostró a una firma del sector finanzas usando un cluster de cuatro nodos para resolver complejos cálculos financieros en plataforma Excel.
El programador utiliza una sencilla interfaz Web para iniciar el proceso. El software se encarga luego de asignar la tarea a los recursos disponibles en el cluster. Una interfaz de monitoreo permite que el usuario controle el status de su tarea y la performance del cluster. “Se trata de aplicaciones de misión crítica donde la falla no es una opción disponible,” observó en una demostración Kyril Faenov, director de la unidad de computación de alta performance de Microsoft. “Si el monitor comprueba fallas en un nodo, reasume y reubica la tarea.”
Ya que estamos, hablemos de algunos anuncios respecto a los planes con Windows Server. En primer lugar, tenemos el de Windows Server 2003, release 2, para finales de este año. El release interino agrega algunos dispositivos y características de 2003. Incluirá la primer versión de Active Directory Federation Services para que los desarrolladores puedan crear aplicaciones Web federadas. Casi al mismo tiempo que el primer release de Vista, se liberará WinFX y InfoCard. Conjuntamente con Windows Server Longhorn, la compañía comenzará a alinear una arquitectura común, política, modelo de desarrollo y administración común a todos sus sistemas operativos.
Las subsecuentes versiones de Windows Server Longhorn agregarán capacidades de Active Directory nuevas, tales como Security Token Service, para simplificar el acceso e identificación aun cuando las aplicaciones sean cada vez más interoperables. Así lo prometió Muglia en su presentación.