Microsoft prepara un cliente delgado de Windows XP

15 May 2005 en Software

En entornos de aplicaciones cliente/servidor, un cliente delgado es intencionadamente pequeño para que la mayor parte de las operaciones de procesamiento ocurran en el servidor y no en el puesto de trabajo “cliente.”
En este caso se trata de una versión cliente delgada de la plataforma Windows XP que, según los analistas especializados, apunta a grandes organizaciones y empresas.
El nombre en código del nuevo software es “Eiger” y con él las empresas podrán correr aplicaciones Windows en PCs de escasos recursos, bajo un esquema en el que la lógica de la aplicación se ejecuta en el servidor. Así, sólo hará falta un buen monitor, un procesador de clase Pentium (o AMD), 64 MB de RAM, un pequeño disco de sólo 500 MB y una tarjeta NIC (Network Interface Connection).
También se está hablando de Monch, otra versión delgada de XP que tiene todo lo que tendrá Eiger, pero con soporte adicional a dispositivos móviles, redes inalámbricas y redes virtuales privadas (VPN).
Desde el punto de vista de un administrador, los clientes delgados son una bendición en ambientes empresariales. Las aplicaciones se alojan dentro de un servidor, lo que facilita tremendamente las actualizaciones tanto de dichas aplicaciones, como de su seguridad. Además, la compañía no tiene que actualizar el hardware en forma tan frecuente para satisfacer mayores demandas de CPU generadas por nuevas aplicaciones de software.
Algunos ven la contra en que al poner casi todo el control en el servidor, se crea un punto único de falla. Si el servidor se cae, todos los que están conectados a él se quedan sin aplicación. Esta situación adversa puede aliviarse en gran forma con servidores de backup y otras formas de redundancia (Clusters, replicación, etc.).
Eiger, según gente de Microsoft, se encuentra en sus primeras etapas de desarrollo y prueba, de modo que es demasiado temprano para mostrar las características que tendrá, cuál sería su precio y fecha de lanzamiento al mercado. En Microsoft, sin embargo, confirmaron que hay clientes realizando pruebas del producto para obtener retroalimentación de los usuarios.
Los funcionarios de Microsoft definieron a Eiger como a un “cliente medio” y no como delgado. Según comentarios, se ha diseñado para reducir el costo total de propiedad en la infraestructura desktop de la empresa, especialmente donde no hay recursos para actualizarse con el más reciente hardware o sistema operativo.
Eiger no tendrá menor funcionalidad que Windows XP completo y requerirá de mantenimiento, al igual que su primo mayor.
Eiger parece apuntar a la protección de la inversión realizada en hardware un poco antiguo, ya que le da nueva potencialidad. “Aquellos que no pueden hacer upgrades, tendrán una buena solución para poder ir mejorando su infraestructura de forma más gradual y esa solución es Eiger,” señaló un vocero de Microsoft.