Microsoft no trae nada nuevo con su “acercamiento” a Linux

6 Abr 2006 en Software

El año pasado, cuando Microsoft anunció la versión R2 de Su Virtual Server 2005 con su capacidad de interoperar con Linux, ya tenía el cuchillo debajo del poncho. Y ese cuchillo era para clavárselo a VMware. La versión R2 sustituyó a un esperado Service Pack que iba a proveer las extensiones a Linux.
En aquel momento se le puso un precio de U$S 99 para cuatro instancias y de U$S 199 para ilimitadas. Eran precios light pensados para la comunidad open source. Pero ahora Virtual Server 2005 R2 es un download sin cargo.
La realidad es que Microsoft está atacando a VMware, hoy líder en virtualización sobre plataformas Intel. Microsoft ha estado ofreciendo Virtual Server sin cargo a su comunidad de desarrolladores y compradores de alto volumen desde hace dos años, sin hacerle cosquillas a VMware.
Microsoft quiere incorporar su propio software hypervisor (término acuñado prácticamente por VMware) en Long Horn Server OS. Esto nos lleva a un escenario en el 2007 o 2008.
VMware ha logrado que más de 250.000 usuarios descarguen su propia versión sin cargo de VMware Virtual Server en los últimos dos meses, la cual está perfectamente actualizada y soporta a las más recientes tecnologías de AMD e Intel. VMware tuvo su primer versión de un dispositivo hypervisor en 2002.
Por su parte, Microsoft anunció que soportará a los nuevos dispositivos de virtualización que tanto AMD como Intel van agregando en sus procesadores.
Microsoft anunció que son 45 los proveedores que soportan su formato Virtual Hard Disk (VHD), entre los que están Akimbi, Brocade, Diskeeper, Fujitsu-Siemens, Network Appliance, Platespin, Softricity, Virtual Iron y XenSource.
VMware también anunció la disponibilidad sin cargo de su VHD. La “apertura” de Microsoft tiene algunos requerimientos en cuanto a la aceptación de ciertos términos de licenciamiento.