Microsoft convierte el lado servidor de .NET en software open source

La compañía acaba de realizar el anuncio. A partir de ahora, lo que hace al lado servidor de la tecnología .NET pasa a ser software open source de uso gratuito. Esto es sin duda una buena noticia para la comunidad de usuarios .NET y, además, representa una inteligente maniobra competitiva de Microsoft.

 

Los usuarios de .NET podrán dar soporte a las aplicaciones creadas con esta tecnología en entornos Linux y Apple OS X. Pero, por otra parte, podrán dejar de lado el uso de aplicaciones sustitutas que existen en el mercado y que no siempre acompañan el avance de la tecnología .NET en forma sincronizada, como el proyecto Mono, por ejemplo, impulsado por Xamarin, que es a su vez partner de Microsoft.

Del lado cliente, .NET seguirá siendo propietario de Microsoft. No obstante, si tenemos en cuenta la forma en que Microsoft está avanzando en su colaboración con Xamarin en el proyecto mono (que ya ofrece el lado cliente open source de .NET), es bastante posible que en algún momento el proyecto Mono se funda con las propias plataformas de Microsoft. Así al menos lo ven varios analistas del mercado, entre ellos Michael Azoff, de Ovum Research.

Si observamos el mercado, encontramos que .NET es una plataforma que ha dado batalla a otros entornos como el de Java. Todos ven que la apertura de Microsoft con su .NET a los ambientes del software open source es algo que debe seguir evolucionando para que esta compañía siga teniendo gran protagonismo en el terreno del desarrollo.

En un artículo anterior destacamos la estrategia que el nuevo CEO de Microsoft, Satya Nadella, está comenzando a desplegar en cuanto a llevar a Microsoft en dirección a la compatibilidad inter-plataforma de sus productos. Nadella está ejecutando con decisión para que la compañía juegue un papel importante en cloud computing y movilidad. Dada la presencia que Microsoft tiene en el planeta y los recursos que dispone para competir en los frentes antes mencionados, una estrategia inter-plataforma cobra sentido. Sabemos que actualmente las empresas tratan de implementar lo mejor de cada proveedor y que no quieren quedar encerradas en las plataformas propietarias e incomunicadas. La principal virtud de Nadella, en nuestra opinión, es la de haber percibido que ha llegado a su fin el ciclo de monopolio que Microsoft disfrutó durante tantos años. Hoy cloud y movilidad son dos vectores de crecimiento de y dentro del mercado. En ambos la interoperabilidad inter-plataforma sin costuras es casi una exigencia.

El espacio de los recursos humanos es otro factor crucial para el éxito o el fracaso de los entornos de desarrollo. Lo que las nuevas generaciones de programadores prefieran o adopten es un factor que pesa en el éxito de una plataforma de desarrollo. La carencia de miembros de una comunidad de desarrollo es sinónimo de achicamiento. Para que Microsoft pueda sumar más jóvenes desarrolladores a .NET tendrá que ofrecer compatibilidad total inter-plataforma, del modo que ya lo ofrece Xamarin. Azoff destaca que Microsoft cuenta con su nube Azure, capaz de competir eficazmente si no se la percibe, como ahora, en la forma de un entorno Windows cerrado. De esa manera, la apertura de .Net a diversas plataformas es algo vital ya que los desarrolladores quieren encontrar nubes públicas que compitan entre sí por sus aplicaciones.

Michael Azoff es Analista Principal de Ovum Software