Mayor seguridad para Notebooks y otros dispositivos portátiles

3 Ago 2006 en Seguridad

No está en discusión que la seguridad de la información contenida en las notebooks y otros dispositivos de las empresas o usuarios individuales es de importancia crítica. Es así que los proveedores han respondido en diferentes formas para evitar el acceso a una máquina extraviada o robada.
Lenovo, por ejemplo, fue uno de los primeros en incorporar identificación por huella digital a su línea ThinkPad (adquirida a IBM). Este proveedor informó que el año pasado vendió su ThinkPad número un millón con reconocimiento de huella digital integrado, convirtiéndose posiblemente en uno de los mayores proveedores de PCs con capacidad de reconocimiento biométrico en el mundo.
Otros fabricantes como HP y Dell también han incorporado esta tecnología a sus notebooks, pero todavía no han tenido las enormes ventas de Lenovo en este segmento.
Cabe destacar que el adicional para reconocimiento de huellas digitales agrega unos 50 dólares al costo de la notebook.
Pero hay otros riesgos potenciales para el robo de datos empresariales o de gobiernos, registros, etc. Se trata de los dispositivos portátiles como los pen drives. En muchas empresas se bloquean los puertos USB de las PCs para que los empleados no puedan conectar esos dispositivos y eventualmente robar información.
Will Poole, senior VP de Microsoft en tecnología cliente, declaró que en el sistema operativo Vista, el dispositivo BitLocker Drive Encryption protegerá a los datos de usuarios no autorizados o ante descargas inapropiadas a pen drives. El dispositivo de políticas de grupo de Vista limita la información que los empleados pueden transferir fuera de los discos duros de sus PCs.
Pero además del riesgo de extracción, está el de introducción. Los dispositivos conectivos vía USB pueden introducir infecciones en las redes y lo mismo ocurre con la instalación de programas P2P que pueden introducir adware o spyware en el host.
Incluso existen  “temporadas” en las que las infecciones son más probables, como época de fiestas o vacaciones, donde circulan materiales como fotos, música y otros contenidos almacenados en dispositivos que la gente recibe como regalo.