Más warehouses, menos data marts e implementación de SOA

7 Nov 2004 en Software

Según Forrester Research, hace un año y medio el tamaño promedio de un warehouse de datos era de un terabyte, mientras que ahora un repositorio promedio ronda los 2.2 terabytes.
Este crecimiento de más del 100% en sólo 18 meses no parece querer detenerse, al menos en el corto plazo, según lo expresa el analista Lou Agosta de Forrester. El crecimiento de la demanda incentiva la competencia entre los proveedores que quieren conseguir en el terreno del warehousing de datos. Esta exacerbación de la competencia se acentúa en el high-end.
Las aplicaciones de business intelligence (BI) siguen ganando terreno en los ambientes empresariales y tienden a ganar importancia a medida que avanzan las arquitecturas SOA (Service Oriented Architecture). “Cosas como .NET (de Microsoft) y J2EE (Java 2 Enterprise Edition, de Sun) han sido ignoradas en la mayoría de las implementaciones de warehousing, tanto por sus desarrolladores, como por la gerencia usuaria,” recalca Agosta.  Ahora, SOA está siendo incorporada en los warehouses de datos y los diseñadores se ven forzados a considerarla en sus diseños de interfases y funciones de agregación de datos, rollups y otras funciones de BI.
Según, Agosta, la tendencia indica que los data marts no tienen demasiado futuro. Aunque algunas compañías que implementaron funcionalidad de CRM o SCM (Supply Chain Management) hayan tenido razones para crear repositorios independientes, el avance de esta tecnología permite obviar esa metodología parcial.
Las empresas deberían consolidar sus data marts, pero comenzando por el desarrollo de una estrategia para la creación de un warehouse de datos central en el que se pueda incorporar toda nueva funcionalidad, destaca Agosta.
Las compañías deberían diseñar e implementar sistemas de inteligencia de negocios completamente integrados, nos dice Agosta, si quieren aprovechar al máximo las tendencias de la tecnología y soluciones. Por ejemplo, ahora los servidores son menos caro y pueden manejar mayor cantidad de datos en un mismo equipo. Al reducirse la cantidad de servidores, las empresas pueden comprar una menor cantidad de licencias de software.
Aunque la proliferación de los data marts que ha ocurrido en algunas empresas resulte comprensible, los gerentes de IT deberían detener la prosecución de proyectos que agravan el problema. El nuevo nombre del juego es la reutilización de datos, recuerda Agosta, y son las arquitecturas con orientación a servicios las que lo posibilitan.