Los sistemas de cintas LTD a la defensiva

18 Feb 2004 en Storage

La explosión que ha experimentado el volumen de datos almacenados en las organizaciones no es ya ninguna novedad y hablar de varios terabytes es tan natural como lo fue el referirse a unos cuantos megabytes hace apenas diez años o menos.
La tecnología de almacenamiento de datos en cintas tiene una larga trayectoria en su aplicación como dispositivo de respaldo, partiendo de aquellas cintas de 9 canales y 2.400 pies que se usaban en los mainframes, pasando luego a los data cartridges y llegando a las sofisticadas librerías de cintas que hoy se utilizan para realizar tareas de respaldo, archivo y recuperación de datos en forma totalmente automatizada.
Quien esté planificando una inversión en esta clase de dispositivo, tendrá en cuenta que lo más probable es que esa demanda de capacidad continúe creciendo. En consecuencia, querrá proteger esa inversión asegurando la vigencia de los equipamientos en el mayor plazo posible.
A la tecnología utilizada en los drives de cintas LTD se le atribuye la capacidad de sostener el crecimiento en su velocidad de transferencia y throughput (caudal de datos) mediante la incorporación de cabezas de lectura y grabación adicionales. Pero esta tecnología tan sólida está siendo ahora desafiada por los científicos y técnicos que trabajan en la firma Sony. Estos sostienen que la tecnología SAIT no sólo permite tasas o velocidades de transferencia competitivas con las de LTD, sino que, a cierta altura de su evolución, SAIT permitirá alcanzar una capacidad de almacenamiento de datos 2,5 veces superior a la de LTD.
Sony cuenta con una división especializada en esta clase de soluciones, Tape Storage Solutions Division y su director, John Woelbern, afirma que la ventaja de SAIT está en su técnica de grabación conocida como Helical-Scan (de búsqueda o rastreo helicoidal). “Utilizando esta clase de grabación helical-scan, en Sony podemos alcanzar una densidad de pista que es más de dos veces mayor que la de la tecnología linear (*). Esto equivale a que para un cartucho de cinta LTO (Linear Tape Open) de seiscientos metros de largo y de media pulgada, Sony puede alcanzar al menos dos veces y media la capacidad que un producto LTO.”
Teniendo en cuenta los planes publicados por el consorcio que da soporte al estándar LTO, Woelbern cree que SAIT podrá mantener la diferencia a favor sobre ese formato a lo largo de los próximos diez años. Además, sostiene que, mientras que no es previsible que la capacidad nativa de LTO alcance a un terabyte antes de su quinta generación allá por el 2009, la segunda generación de los cartuchos de cinta SAIT de Sony (SAIT-2) llegará a esa capacidad en el momento en que aparezca en el mercado, dentro de sólo dos años. “Tanto la tecnología de media pulgada linear como SAIT, tienen la capacidad de incrementar su rendimiento mediante el agregado de más cabezas de lectura/grabación y canales y no existe una diferencia notable entre una y otra en lo que a esto respecta”, agrega Woelbern.
La aparición de SAIT representa el más reciente movimiento de Sony en su competencia por aumentar la capacidad de almacenamiento de datos en una cinta y de reducir así el costo de almacenamiento por gigabyte. Pero la parte más dura de la batalla por este segmento del mercado se libra en su nivel intermedio, donde LTO tiene que enfrentarse a la tecnología SDLT de Quantum.
Sony no parece temer a ninguna de las dos, ya que sus directivos saben que ambas utilizan la misma tecnología de grabación en serpentina y esto presenta las mismas limitaciones que ocasiona el espaciado amplio entre pistas y la utilización de medios MP. Woelbern afirma que la tecnología SDLT va ligeramente detrás de la implementación LTO en lo que hace a capacidad y densidad. A la vista de los planes anunciados para SDLT, Woelbern está convencido de que SAIT superará a SDLT en una proporción aún mayor que a LTD. SAIT es considerada por Sony como una tecnología apta para el nivel empresarial, en tanto que, para el mercado de rango intermedio, Sony promueve un formato diferente, AIT (Advanced Tape Intelligence). AIT-3 es la versión más reciente de ese formato, con 100 GB de capacidad nativa y 260 GB en modo comprimido. La velocidad de transferencia es de 12MB por segundo en modo nativo y de 31MB por segundo en modo comprimido. Durante este año, Sony lanzará AIT-4, que duplicará la capacidad y la velocidad de este formato.

Quantum también ataca a LTO
Recientemente, Quantum acaba de atacar utilizando su nuevo superdispositivo basado en la tecnología SuperDLtape (SDLT). Según el director de estrategia y marketing de productos de esta firma, Steve Berens, la tecnología SAIT de Sony representa una opción totalmente nueva que no tiene compatibilidad hacia atrás con ningún otro formato, incluyendo a su propio formato AIT de ocho milímetros, ya abandonado. Según Berens, el dispositivo de Sony tiene una capacidad desmedida para la mayor parte del mercado.
“El producto de Sony está completamente fuera de la línea de factor de formato, lo cual hace mucho más difícil su integración en un proceso de automatización”. El cree que los clientes prefieren un equilibrio sensato entre la capacidad y la velocidad, habiendo Quantum alcanzado ese equilibrio con su dispositivo SDLT 320. Berens piensa que los usuarios miden el costo del almacenamiento con más de una medida o dimensión, incluyendo al costo de adquisición, pero evaluando también el de implementación, administración y, lisa y llanamente, el TCO final. En su opinión, DLTape ha logrado excelencia en todos estos aspectos durante más de diez años y continúa manteniendo su centro en la simplificación de la protección de datos de sus clientes con una propuesta de valor que es efectiva y compatible.

Las tendencias
Según el analista de la industria de Freeman Reports, Bob Abraham, durante el año 2001 se vendió una cantidad de dispositivos LTO dos veces mayor que la de SDLT y recuerda que fue durante ese año que LTO resultó la única categoría de producto que mostró crecimiento en las ventas. Su crecimiento se explicó, en cierta forma, a partir de la publicación del plan futuro de esta tecnología y la buena publicidad que recibió.
Hasta los mismos ejecutivos de Sony coinciden en que un plan bien justificado puede convertirse en un factor clave para la adopción de una tecnología. Pero también creen que un usuario quiere saber si su inversión tendrá una duración y si la compañía proveedora es estable e innovadora. Sony ha publicado un road-map o plan de desarrollo para seis generaciones de SAIT y afirman que todas han sido verificadas a través de pruebas internas. Además, agregan, Sony ha demostrado siempre su capacidad de cumplir con la planificación.
Pero los defensores de DLTape no se quedan atrás y sostienen que SDLT ha ganado una interesante participación de mercado en su categoría a lo largo del último año. También afirman que DLTape es la única tecnología que ofrece dispositivos Super con compatibilidad hacia atrás para la gran base instalada. Según ejecutivos de Quantum, DLTape ha vendido cinco veces lo que LTO en términos de volumen de almacenamiento (Se calcularon 1.000 petabytes de capacidad de LTO en el 2001).

Las perspectivas del sector
Más allá de las declaraciones y apuestas que rondan, esta lucha por la imposición de estándares o capacidades puede llevar a la supervivencia o desaparición de algunos de los competidores. Esto es importante para ser tenido en cuenta al momento de tomar una decisión de compra, pero el ruido del marketing impera sobre los hechos y, tratándose de anuncios que tienen una cuota de especulación, todo debe ser tomado con pinzas.
La ventaja competitiva de Sony, según Woelbern, radica en su integración vertical. “Nuestra habilidad principal está en la capacidad tecnológica y nuestro poder de fabricación. Esto, conjugado con una línea de productos de almacenamiento en cintas bien diversificada, que incluye DDS, AIT y ahora SAIT, nos pone en una situación competitiva de ventaja”.
A la hora de lanzar proclamas, ninguno se queda corto y por eso Berens, de Quantum, le dice a los usuarios que su empresa se seguirá concentrando en las necesidades del cliente y eso garantiza su permanencia. Para él, lo más importante es entender la forma en que los clientes usan e implementan las actividades de protección de sus datos. En su criterio, cuando se logran productos simples, confiables y efectivos, el cliente no se preocupa demasiado por la tecnología en sí misma.
La digitalización de todo el material informativo, incluyendo voz, gráficos y video, genera archivos y registros que perderían su valor si se registraran en modo analógico o en papel. Por otra parte, el crecimiento de las actividades de inteligencia en los datos y el uso intensivo de warehouses, exige que esa información, generalmente de misión crítica, requiera de resguardos seguros y periódicos. Según informes de IDC, el crecimiento anual compuesto para el mercado de almacenamiento de datos será de un 80% o más. E-business y otras tecnologías empresariales relacionadas con ERP, CRM y warehousing de datos, están duplicando el volumen de datos corporativos cada seis meses. Además, las aplicaciones multimedia, de contenidos y otras como registros de tipo médico o financieros, videos y vigilancia, expanden aún más la demanda de storage.
El futuro parece presentar otros desafíos que la misma lucha interna entre fabricantes de soluciones de almacenamiento en cintas. Nadie puede jurar que la cinta continuará siendo un dispositivo económicamente viable en comparación con sus primos los discos duros. Todo el sector deberá trabajar duro y, al mismo tiempo, continuará expuesto a la consolidación de empresas que suele aparecer en la madurez de algunos mercados.