Los lenguajes “P” ganan protagonismo en el desarrollo de nivel empresarial

25 Mar 2005 en Software

Lenguajes como Perl (Practical Extraction and Report Language), PHP (Hypertext Preprocessor) o Python (Lenguaje de programación con orientación a objetos, cuyo autor nombró así en homenaje a su programa de TV favorito, Monty Python´s Flyin Circus), están ganando un espacio importante gracias a su capacidad de amplificar la capacidad de otros lenguajes de propósito general como Java, C++ y C·# (también conocidos como “lenguajes G”). Así lo vimos en nuestro anterior artículo “Sun propicia la convivencia de Java con otros lenguajes dinámicos.” (Ver Nro. 202 del 17/3/2005).
La firma consultora Burton Group realizó una investigación de la que se extrae la conclusión de que los lenguajes P están funcionando suficientemente bien en tareas de misión crítica tales como scripting en aplicaciones empresariales y eso los haría preferibles sobre sus contrapartes “G.”
Empresas como Yahoo o Jupitermedia, utilizan PHP en forma intensiva. Entre los sitios Web basados en PHP encontramos a algunos que procesan un promedio de 600.000 o más vistas de páginas Web diarias.
En el informe de Burton Group, se observa que PHP facilita la generación dinámica de HTML y el procesamiento de requerimientos HTTP. Perl es utilizado frecuentemente para transformación batch de datos en formato texto y en la administración de los sistemas UNIX y Linux. Por su parte, Python es muy usado como código de “pegado” tanto como en la administración de sistemas, procesamiento de textos y hasta desarrollo de aplicaciones.
Los lenguajes P no deben, sin embargo, considerarse como reemplazantes de los lenguajes G. Por el contrario, según reza en el informe, los lenguajes P los complementan y deberían ser vistos como adicionales, sin olvidar que son herramientas de primera clase que pueden ser usadas por la gente de IT en la solución de problemas de scripting de nivel empresarial.
En varias formas, los lenguajes P sirven para alinear el proceso de desarrollo. El informe destaca que una línea de código en un lenguaje P puede, en promedio, realizar la misma cantidad de tareas que cinco líneas de código en un lenguaje G.
Esto equivale a que los programadores tienen menos código que escribir y menor tarea de debugging. Lo mismo ocurre con quienes tienen que mantener código, lo cual, a su vez, reduce la curva de aprendizaje asociada con sistemas que no le son familiares a quienes deben mantenerlos.
Una de las áreas en las que los lenguajes P están creciendo es la de las plataformas abiertas conocidas como LAMP (acrónimo de Linux, Apache, MySQL y lenguajes P).
Otro de los aspectos analizados por Burton Group es la vulnerabilidad, donde aparece que Perl o Python no son ni más ni menos vulnerables que la mayoría de los demás lenguajes. En cambio, los productos creados con PHP sí parecen ser más vulnerables. Productos de fuente abierta creados con PHP han sufrido más de 300 vulnerabilidades reportadas por el Open Source Vulnerability Database (OSVDB) entre 2003 y 2004. En el mismo período, Perl y Python tuvieron menos de una docena de casos.
“No existe un lenguaje de programación omnipotente que sirva para todas las tareas de desarrollo. Los desafíos de la computación empresarial son tan variados que no pueden ser atendidos por un solo lenguaje,” dice en el informe “The P-Languages: PHP, Perl y Python for Enterprise Scripting.”
Finalmente, Burton Group recomienda considerar a los lenguajes P en futuras decisiones sobre arquitecturas y usarlos adecuadamente, comprendiendo las limitaciones y beneficios, además de la forma en que encajan dentro de una arquitectura empresarial. “Prestar especial atención a la evaluación de herramientas, frameworks e IDEs (Integrated Developement Environments). Hay productos gratuitos y comerciales, pero el segmento de los lenguajes P es mucho más pequeño que el de los G y eso limita las opciones disponibles,” concluye el informe.”