Logicalis con foco en redes definidas por software

3 Jun 2014 en Las Agencias Informan

Buenos Aires, junio 2014.- Logicalis, proveedor global de soluciones y servicios integrados de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC), está enfocando sus esfuerzos en brindar servicios de consultoría, diseño e implementación de redes definidas por software (Software Defined Networking; SDN, por sus siglas en inglés).

A nivel mundial, la compañía lleva adelante una iniciativa para explorar el impacto inmediato y futuro de SDN sobre los clientes empresariales, proveedores de servicios y algunos mercados verticales. Este proyecto reúne a cien especialistas de servicio y técnicos, procedentes de 2.300 profesionales de Logicalis Group en 24 países, para formar un equipo de SDN multidisciplinario internacional.

El objetivo del equipo es explorar el potencial de SDN para transformar la prestación de servicios, en un principio a través de tres áreas específicas: las redes de proveedores de servicio, soluciones y servicios en la nube, y redes de comunicaciones de Gobierno. Se evaluará y explicará los beneficios tangibles a largo plazo y los probables desafíos de adopción para asegurar que los clientes de Logicalis reciban asesoramiento coherente, práctico y relevante en cuanto al impacto de SDN en el mundo real mientras la tecnología continúa madurando.

En línea con el foco en este nuevo modelo, la compañía fue recientemente calificada como “asesor de confianza” en SDN por parte de IDC, en su estudio MarketScape – “Western European Network Virtualization Solutions 2013 Vendor Assessment”. IDC considera que Logicalis es una alternativa viable a los competidores evaluados en el informe, gracias a su habilidad para actuar como consultor confiable de tecnología y negocios. Además, destacó la integración de la virtualización de redes en la futura cartera.

SDN: nuevo paradigma

El mercado de telecomunicaciones y tecnología de la información está atravesando un  momento de gran transformación. El crecimiento explosivo del uso de dispositivos móviles y de las redes sociales, la adopción cada vez más frecuente de computación en la nube y, en un futuro próximo, el uso masivo de sensores inteligentes en los más variados dispositivos, conectando prácticamente cualquier cosa a la red (creando la llamada “Internet de las Cosas” o IoT (“Internet of Everything”), han proporcionado nuevas oportunidades de negocios. Sin embargo, al mismo tiempo, ha traído enormes desafíos a los profesionales de telecomunicaciones y tecnología de información. Así, y entre los principales desafíos, está la modernización de las redes de telecomunicaciones.

Para hacer frente a las necesidades relacionadas a la agilidad en la oferta de servicios y al control total de la innovación en las redes de datos, el mercado de TIC, incluyendo fabricantes, operadores, universidades e instituciones de estandarización (IETF, IEEE, ITU-T y 3GPP), ha trabajado en el desarrollo de estándares abiertos de red, es decir, interfaces y protocolos que permitirían a las empresas tener autonomía sobre la programación de su infraestructura de datos. Como resultado de estos esfuerzos, se ha reforzado el concepto de las redes definidas por software.

SDN es una arquitectura que prevé la separación entre los planes de control (la inteligencia de un elemento de red, por ejemplo: el software responsable por definir los procesos de enrutamiento, la política de seguridad, la ingeniería de tráfico) y el plan de datos (responsable de envío de  los paquetes). Mientras en la arquitectura tradicional los controles están a nivel de los elementos de red – y, por lo tanto, basados en sistemas propietarios desarrollados por los fabricantes de equipos -, el nuevo concepto “retira la inteligencia” del hardware, separando los planes de control y de datos. Así, los elementos de red pasan a ser responsables solo de encaminar físicamente los paquetes, mientras que todo el control del enrutamiento se realiza por medio de software, en una capa superior.

Sobre este concepto, estudios de IDC indican que el mercado de SDN genera, hoy, aproximadamente US$ 360 millones en todo el mundo. Sin embargo, la expectativa es que este monto alcance los US$ 3,7 mil de millones en 2016, estando el 58% de esa inversión asociado a la infraestructura y al control de la red de datos.

“Los principales proveedores de infraestructura de TIC están diseñando sus estrategias para posicionarse en este escenario. Este fenómeno también ha atraído diversas startsups, que buscan aprovechar la nueva tendencia. En este contexto, desde Logicalis estamos enfocados en convertirnos en un socio de confianza para nuestros clientes y liderar el proceso de adopción de SDN”, afirmó Carlos Carlos Pingarilho, Vicepresidente de Logicalis para Cono Sur.

Las ventajas del SDN

Las redes definidas por software brindan importantes beneficios a las empresas. Entre ellos, se destacan más agilidad en el lanzamiento de nuevos servicios y más flexibilidad en la ingeniería de la red frente a los cambios constantes en los estándares de tráfico generados por la era Zettabyte.

Asimismo, otras ventajas destacadas son: Reducción de la complejidad; disminución de costos; control centralizado y más granular; además de disponibilidad, confiabilidad y seguridad.

A pesar de ser un cambio de paradigma, la migración para la arquitectura de las redes definidas por software tiende a ser un camino natural, aunque lleve algún tiempo para que sea efectivamente absorbido por los proveedores y, principalmente, usuarios. Por ser un modelo aún muy nuevo, existen diversas alternativas posibles para su desarrollo, que pueden ir de SDN puro, propuesto por las universidades y entidades de investigación, a versiones creadas por grandes proveedores que combinan las arquitecturas actuales con el  nuevo concepto de redes programables.

Pero, no hay dudas que sea una tendencia con una gran convocatoria técnica y tecnológica, y con la capacidad de alterar significativamente las dinámicas del mercado de tecnología de la información, pudiendo tornarse un divisor de aguas con las mismas proporciones de la virtualización de servidores o así también, de la llegada de la telefonía sobre paquetes.