Las PyME pueden usar aplicaciones móviles desde la nube y en forma controlada

Charles Edge

Charles Edge, Bushel Product Manager de JAMF Software

La nube puede ser la gran facilitadora para que las empresas medianas y pequeñas puedan adoptar soluciones y modos operativos que les permitan ganar competitividad. La movilidad, el comercio electrónico, el manejo de la cadena de abastecimiento y muchas otras funciones pueden estar también al alcance de las empresas que no son tan grandes y poderosas. De hecho, el uso de la nube por parte de las PyME está creciendo rápidamente desde el año 2014 y las aplicaciones móviles aparecen como algunas de las favoritas para el entorno cloud.

Con la proliferación del uso de los teléfonos inteligentes, las tareas de campo como ventas, promoción, reposición, control de gestión y muchas otras, hace que las empresas de menor tamaño también dependan de aplicaciones que necesitan de control y administración. Muchas empresas no están acostumbradas a manejar flujos de tarea complejos y con orientación a procesos. Cuando adoptan soluciones innovadoras suelen enfrentar problemas de costo de la infraestructura necesaria, diseño adecuado de los flujos de tareas y la disponibilidad de recursos de seguridad. Y eso puede ser complejo para el IT de una empresa PyME. La solución es recurrir a la nube, pero sin caer atado de manos y pies, manteniendo el control.

A continuación, les vamos a relatar algunas recomendaciones que realiza Charles Edge, ejecutivo de la firma Bushel, quién tiene experiencia de muchos años en la creación de soluciones de movilidad para empresas que cuentan con recursos profesionales y físicos limitados en cuanto a tecnología de información.

Encadenar las aplicaciones de la empresa

En primer lugar, Edge recomienda la creación de un workflow o flujo de tareas bien consistente, donde todas las aplicaciones que utiliza la empresa estén representadas con sus correspondientes procesos. Y eso se logra encadenando todos esos recursos para que funcionen interactuando sin disrupciones ni intervenciones erráticas. Eso se logra utilizando servicios como los de compañías como Zapier, por ejemplo, que se encarga de conectar entre sí aplicaciones online en base a los procesos del cliente. Con esta clase de recursos, se pueden concatenar aplicaciones como SalesForce u otras que operan online, tales como aplicaciones de Recursos Humanos u otras. Si se está comenzando, es mejor buscar proveedores que ofrezcan paquetes de soluciones cloud con experiencia en la industria del usuario. No todas las industrias manejan los precios, configuración de productos, stocks, descuentos, comisiones y otros de la misma manera.

 

Ir ganando movilidad

La segunda recomendación de Edge es la de lograr que la mayor parte de los empleados de la compañía, en la medida que sea posible, pasen a tener la capacidad del trabajo móvil, abandonando desktops y laptops y pasando a tablets. En base al hecho de haber conectado bien las aplicaciones de la empresa, será más fácil mover a los usuarios a dispositivos como los tablets, siempre dependiendo del tipo de tarea y de la industria. Esto sin duda tendrá un impacto benéfico en los costos operativos. Ya hay una gran cantidad de aplicaciones que pueden ser eficientemente utilizadas desde smartphones, mientras que el uso de tablets sigue creciendo.

 

Outsourcing de la telefonía

Ya no tiene sentido tener una infraestructura telefónica propia, especialmente con la convergencia del mundo IP en la telefonía y aplicaciones de datos. Por esa razón, conviene que la PyME recurra al outsourcing de su telefonía con compañías como IPlan, por ejemplo, y reduzca el capital invertido además de ganar la capacidad de incorporar funcionalidad que no está disponible en los sistemas de telefonía convencionales. La idea es incorporar rápida y económicamente capacidades como conferencia en video, integración de aplicaciones y otras.

 

Adoptar las redes inalámbricas

Aprovechen los puntos de acceso inalámbrico que se pueden ubicar en toda la empresa para tener redes más eficientes e incorporar nuevos dispositivos móviles, controladores inalámbricos de HVAC (Calefacción, ventilación y aire acondicionado), cerraduras de acceso controlado, monitoreo e interrupción de iluminación, teléfonos IP, proyectores y otros dispositivos que van ganando lugar en la oficina, todo sin necesidad de cablear y con la flexibilidad de poder trabajar desde cualquier punto.

 

Aumentar el ancho de banda de Internet disponible

A medida que haya más dispositivos funcionando fuera de la oficina, las empresas PyME deberán aumentar su ancho de banda de Internet. Se pueden comprar más conexiones Internet, incluso si no son de un mismo proveedor y poniendo atención a la clase de conexión que ofrecen, tal como fibra óptica, por ejemplo. Para funcionar de esta ágil manera, será necesario tener buenas líneas de defensa de la seguridad o firewalls, para lo que es posible consolidar las diferentes conexiones Internet y así tener mejor desempeño y costo.

 

Invertir lo necesario en seguridad de aplicaciones Web y Administración de Movilidad

Al consumirse aplicaciones en forma de servicio desde la nube y utilizarse dispositivos móviles, será necesario contar con seguridad Web y herramientas de MDM (Mobile Device Management). Existen aplicaciones como OneLogin u Okta, que sirven para conectar la seguridad de sus aplicaciones en forma de servicio (SaaS, por Software as a Service). Esta clase de proveedores facilita las cosas para las empresas y sus usuarios vinculando las passwords a una cuenta y luego generando diversas cuentas en forma más segura y permitiendo que los usuarios asignen o revoquen contraseñas rápidamente. Por otra parte, tenemos a empresas como Google que brindan MDM para Android sin cargo. Productos como Bushel también entregan similar nivel de seguridad para dispositivos Apple (iPhones, iPADs, etc). Contando con un buen esquema MDM, las empresas estarán seguras ante la pérdida de dispositivos sin exponer sus datos críticos.