La tecnología inalámbrica se adapta al crecimiento de los “hot spots.”

En pocas palabras, un hot spot es un punto de acceso a una red (NAP, Network Access Point) al que se conectan usuarios móviles que transportan dispositivos con capacidad de conexión inalámbrica. Por ejemplo, un usuario de notebook ingresa a un café o a un aeropuerto y su tarjeta de red con capacidad Wi-Fi se conecta con el NAP, permitiendo que dicho usuario acceda a Internet.
Además, los carriers de comunicaciones telefónicas celulares han agregado capacidad de acceso a la Web en sus redes. Proveedores como Nokia, Ericsson y Motorola, desarrollan teléfonos celulares con capacidad de acceso a Web.
La superposición de protocolos y áreas de conectividad es uno de los problemas que deben resolver los proveedores de estos dispositivos. Cuando un usuario móvil ingresa a un sitio donde hay un NAP o hot-spot, debe pasar a un ambiente Wi-Fi. Si el dispositivo del usuario cambia de conexión inalámbrica, libera el espectro telefónico y usa el local.
Para poder hacer esto, la empresa Calypso Wireless ofrece una tecnología que actúa como conmutador de protocolos. Se trata de ASNAP (Automatic Switching of Network Access Points), con la que los dispositivos portables cambian de protocolo en forma automática. La idea de Calypso consiste en permitir que usuarios móviles puedan deambular entre redes de conexión celular, Wi-Fi o Bluetooth y otras formas de acceso a redes locales o LANs.
El problema que puede aparecer con este switching automático, es que las redes con conexiones Wi-Fi consumen mucha más energía de las baterías. Aunque algunos proveedores agregaron Wi-Fi en los teléfonos celulares, se trata de un segmento inmaduro que aún requiere de perfeccionamiento.
Otras empresas de tecnología tienen diferentes propuestas como Mobile IP Client de Birdstep Technology, que permitiría que los usuarios se conecten a través de diferentes tipos de infraestructura sin degradación de las aplicaciones o intervención del usuario.
Además de la tecnología, algunas compañías ofrecen su know-how y metodología, como ocurre con QUALCOMM.