La nueva DB2 “Viper” de IBM tiene más gusto a SOA

10 Abr 2006 en Software

La semana pasada, en un evento realizado en Las Vegas, IBM mostró un test preliminar de su futuro servidor de base de datos DB2 Viper, software ajustado para entornos de computación distribuidos que maneja tanto a datos XML, como a los habituales relacionales.
Esta nueva iteración de DB2 incluye a Label Based Access Control (LBAC), lo que permite definir estructuras dentro de la base de datos etiquetando columnas además del tradicional control de acceso a nivel de filas.
El dispositivo de compresión de filas sirve para economizar mucho espacio en la base de datos y es de especial utilidad en entornos de warehousing de datos. Ellen Reys-Klebaner, arquitecta jefe de bases de datos en Visa, expresó que “la capacidad de ubicar índices en cualquier parte para tablas particionadas es particularmente útil cuando escasea el lugar en el espacio de tabla designado.”
Al no requerir que los datos XML sean reformateados e incluidos dentro de un objeto mayor y manejar las dos clases de datos, DB2 Viper adquiere atractivo en proyectos que involucran una arquitectura con orientación a servicios (SOA), donde generalmente se accede a diferentes tipos de datos almacenados en diferentes formatos.
Según una nota de IBM, “al no estar forzados al formato que imponen las bases de datos que sólo son relacionales, Viper puede entregar información como servicio listo para ser accedido en entornos SOA.” A esto se agrega que los clientes pueden aumentar la disponibilidad, velocidad y versatilidad de la información sin tener que incurrir en costos de administración adicionales.
DB2 Viper, que parecería en noviembre de este año, soportará a los tres métodos de partición de bases de datos más comunes al mismo tiempo: partición por rangos, clustering multidimensional y hashing. Hashing es una técnica también llamada message digest y consiste de un número generado de una cadena de texto. Se denomina hash a un elemento mucho menor que el texto en sí y se genera mediante una fórmula para evitar que otro texto produzca el mismo hash.