La importancia de una Estrategia de Almacenamiento.

1 Dic 2004 en Storage

“La estrategia de Almacenamiento es parte de la Estrategia de IT y generalmete no se la considera en forma independiente,” nos dice el especialista en consultoría de infraestructura de IT Abel Bernal. “Pero últimamente las cosas están cambiando, la importancia y el valor de los datos para la organización han cambiado fundamentalmente las prioridades y obligan a pensar en términos de performance, escalabilidad, disponibilidad y costo total de propiedad (TCO),” agrega.  Luego se refierre a los métodos tradicionales para almacenar, recuperar y administrar datos, destacando la velocidad a la que cambian constantemente, haciendo que la administración de las soluciones y de los cambios se torne cada vez más difícil y costosa.  “En general, hay dos formas de diseñar una estrategia de almacenamiento, top-down o bottom-up, ésta última es la mas común y responde reactivamente a la demanda de almacenamiento con ampliaciones o cambios específicos. En realidad es como ir de la táctica a la estrategia, algo beneficioso por el realismo y claridad en requerimientos, tasa de crecimiento y funcionalidad, pero quedan fuera de su ámbito aspectos como los planes de la empresa, las diferentes tecnologías y generalmente el TCO (Costo Total de Propiedad) afectado fundamentalmente por estas variables.”  Bernal entiende que la mejor estrategia surge de la combinación de ambas, refiriéndolas al contexto de IT y a los recursos disponibles.  Luego, pasa a ofrecer algunos consejos para el diseño de una Estrategia de Almacenamiento:

1. Realice una revisión de los procesos de negocio para establecer los registros vitales y el down-time máximo de cada uno..
2. Utilice el Ciclo de Vida de la Información (ILM) y todas las opciones tecnológicas para establecer la arquitectura de la solución.
3. Defina cómo y dónde guardar los datos, es probable que no pueda recuperarlos ante cambios de hardware, software y/o aplicaciones.
4. Ante requerimientos de almacenamiento, analice la compatiblidad,  escalabilidad y performance de la solución.
5. Facilite la administración y reduzca errores automatizando procesos.
6. Estime riesgos y desarrolle un plan de contingencias equilibrado.
7. Aplique las Mejores Prácticas en la administración y control (ITIL)                                                                                          Y finalmente recurra a Profesionales Especializados para el rightsizing, tuning o cambios de importancia, puede reducir el TCO y evitar inversiones importantes a mediano o largo plazo.