La guerra Intel-AMD dejó heridas de ambos lados durante el 2006

18 Mar 2007 en Servidores

Según la firma iSuppli, la industria de semiconductores creció en un 9.3% durante el 2006, alcanzando un total de U$S 260.000 millones. El líder en procesadores, Intel, en cambio vio caer sus ventas en un 11.1%. Por su parte, AMD, gracias a la compra de ATI y a una ganancia legítima de market share, mostró un crecimiento del 91,6%.
AMD logró ganar espacio en notebooks y servidores, un espacio donde antes no tenían tanta presencia. Según los analistas de iSuppli, Intel lanzó una competencia de precios a mediados del año 2006 cuando percibió el sólido avance de AMD. Simultáneamente, condujo una reducción de personal y se desprendió de algunas unidades de negocio para mantener su foco.
Dale Ford, VP de iSuppli, opina “que la nueva línea de procesadores ayudó a Intel, pero todavía deben darse muchos pasos. Es bueno que hayan advertido los avances de AMD y que comiencen a defenderse de ellos en el mercado.”
Pero los avances de AMD tienen su costo. La compañía se ha endeudado para poder crecer y seguir atacando a la mucho más grande Intel, empresa que tiene mayor y mejor capacidad de manufactura y fabricación. Parte de esta estrategia de AMD se refleja en los U$S 4500 que pagó por ATI Technologies.
Las acciones de AMD cayeron un 60% durante 2006 y la compañía a decepcionado a los analistas de Wall Street sus dos últimos trimestres. Ya anunció que sus resultados del próximo trimestre serán también inferiores a los esperados.
AMD compró a ATI para disponer de una plataforma. Uno de los factores importantes en el desarrollo de Intel es su presencia con plataformas que incluyen procesadores y chipsets. Centrino es un ejemplo de plataforma que arrojó tremendos dividendos para Intel.
Según Ford, el enfrentamiento de estas dos compañías se dirige hacia el high-end. “Creo que la batalla de 2007 no será en cuanto a precio, sino en características y performance. Esto podría ayudar a la rentabilidad de las compañías.”
Si vemos los últimos informes sobre tendencias en servidores high-end de Gartner o IDC, veremos que se está vendiendo menor cantidad de máquinas físicas, pero son mucho más potentes.