La fusión Symantec-Veritas determina un nuevo escenario competitivo

20 Dic 2004 en Storage

Symantec y Veritas decidieron fusionarse a través de la adquisición de esta última por parte de la primera de ellas por un precio de U$S 13.500 millones. Esto ocurre en una industria, la del software, que ha iniciado un pesado proceso de consolidación que parece seguir a cada ciclo de su expansión como sector.
Este acuerdo supera en U$S 3.000 millones al recientemente concretado entre Oracle y PeopleSoft y que ocupara el espacio central de la prensa económica y especializada en IT durante más de un año.
Pero la mayor diferencia no está en el volumen, sino en lo voluntario y amigable del acuerdo. Tanto Symantec, como Veritas y algunos de sus socios, tal el caso de Network Appliance, festejaron el convenio que consideran ventajoso para los clientes de ambas partes.
Los dos CEOs, el de Veritas y el de Symantec, destacaron en conferencia de prensa que la seguridad y el almacenamiento de datos convergen hacia un mismo plano de solución y que el acuerdo acelera el proceso para ambas compañías. Los CEOs consideraron al acuerdo como “maniobra ofensiva y no defensiva,” y hablaron de la importancia de una infraestructura capaz de detecta amenazas desde Internet. La nueva empresa proveerá software capaz de restaurar automáticamente los datos de aplicaciones en el caso de que un virus u otro ataque golpee a una empresa.
Steve Hunt, analista de Forrester Research, opinó que la adquisición favorece a las dos compañías, aunque por diferentes razones. El cree que Veritas realmente necesitaba incorporar seguridad a sus productos, especialmente debido a que carecía de un canal para esa función. “Fueron inteligentes al reconocer que el mercado de la seguridad todavía puede generar muchos ingresos y que existe necesidad de administración de storage y datos. De hecho, en una arquitectura de seguridad, el componente de storage es también la parte más cara y alarmante debido a que los ingenieros que crean arquitecturas de seguridad para compañías, saben de todo, menos de almacenamiento de datos,” comentó Hunt.
Para Symantec, Hunt cree que el acuerdo se ajusta a sus planes de evolución a partir de su papel de proveedor de seguridad. Symantec se quiere convertir en un proveedor de integridad de información, algo que la compañía no podría hacer sin software de protección de datos como el de Veritas. “Este acuerdo estimula el entusiasmo que los proveedores y sus clientes tienen acerca del papel de la seguridad en la empresa. Para Symantec, esto les ayuda a acercarse con un nuevo argumento. Si esto es correcto y vale la pena para todos, ganarán mucho dinero. Si no, el fracaso les esperaba de todos modos,” agrega Hunt.