La formación de recursos humanos para tecnología de información

29 Jun 2004 en Software

En el marco de CEITI 2004, el doctor Hugo Scolnik, docente de la Facultad de Ciencias Exactas, especialistas en criptografía y robótica analizó cuál es la realidad del sector IT en cuanto a la formación de recursos humanos, investigación y desarrollo e innovación nacionales. Fuertes inversiones y el establecimiento de redes de comunicación coordinadas entre empresas, organismos educativos y científicos y el Estado Nacional son algunas de las soluciones propuestas por el experto.

“La generación de tecnología es cerebro-intensiva”, aseguró el Dr. Hugo Scolnik durante su exposición en el Congreso y Exposición de tecnologías de la Información, CEITI 2004, hoy por la mañana. Básicamente, el objetivo del académico y empresario especializado en Ciencias de la Computación, Criptografía y Robótica (entre otras ramas de la actividad) era responder a la pregunta “¿Hacia una Argentina protagonista en tecnología?”

Para Scolnik, la respuesta se que ésta no es una posibilidad, sino un deber. Deber que se topa con problemas estructurales que la Argentina arrastraría desde hace décadas: divorcio entre empresas y organismos generadores de conocimientos, un sistema científico que actualmente “castiga” a aquellos investigadores que se dedican a rubros vinculados con la tecnología, una formación universitaria “elitista que mira hacia afuera, que no se preocupa por transformar la investigación básica en producción.”

Si es que la Argentina ha de entrar al grupo de países que hoy por hoy tienen un nombre en el segmento de las Tecnologías de la Información o TICs, “es indispensable contar con una Política de Estado que coordine a todos los sectores vinculados con la actividad. La falta de una política continua y articulada a través del tiempo nos ha perjudicado enormemente.”

Rápidamente, los principales problemas estructurales que quedaron revelados durante la exposición que comenzó a las 11 de la mañana en el Centro Municipal de Exposiciones fueron:

– Escaso apoyo del Estado hacia el sector de las TICs y lentitud en la toma de decisiones y en la formulación de acciones. “Los tiempos del Estado no tienen nada que ver con los del mercado de la demanda.”

– Universidades con corséts burocráticos e ideológicos que no saben negociar y que carecen de medios económicos.

– Incentivos a la investigación que ponen condicionamientos externos a la actividad investigadora y afecta directamente a la autarquía de las universidades.

– Pérdida de recursos humanos.

– Una industria informática que mayormente ha sido “movedora de cajas”, más que innovadora.

– Baja adopción de normas de calidad, tanto en productos como en procesos de desarrollo.

Las soluciones, para Scolnik, son dar un mayor apoyo a las pequeñas y medianas empresas (PyMEs) ya existentes y fomentar la creación y formación de otras nuevas, “es fundamental tener obtener inversiones para financiar la actividad, asegurar la estabilidad de las políticas y establecer lazos de comunicación entre la industria y el sistema científico, porque hay mucha investigación local, pero esto no es muy conocido por la sociedad.”

El Congreso y Exposición de Tecnologías de la Información CEITI 2004 se llevará a cabo hasta el sábado 26, contando en su cierre con la presencia del Vicepresidente de la Nación, Daniel Scioli.