La automatización inteligente como vía a la innovación y competitividad

Accenture Report IA 2016

Vivimos una época en la que hablar de la digitalización de empresas y otra clase de organizaciones es algo que ya nos resulta familiar. Desde el mostrador de informes del shopping que ha sido reemplazado por carteleras táctiles, hasta el robot que ayuda en operaciones quirúrgicas, la tecnología entra en menor o mayor grado en nuestras vidas. Dentro de esta temática, encontramos un tema que nos llamó la atención y que fue desarrollado por la firma Accenture bajo el título “Technology Trends Vision 2016.” El informe completo (en inglés) puede ser descargado en http://www.bitpipe.com/fulfillment/1454586677_398?ff=1#inline_content

En el mencionado reporte aparece el término “Automatización Inteligente,” acompañada de algunos elementos que describen el actual escenario, tales como un volumen de datos útiles para el análisis sin precedente; costo descendente de los dispositivos de almacenamiento de datos; potencia de computación ilimitada a través del esquema de nubes; adelantos en las tecnologías de inteligencia artificial y además, el creciente alcance de la tecnología de información. Estos factores, seguramente entre otros más, han llevado a que la mayoría de los ejecutivos coincida en que sus organizaciones deben ampliar el espectro de su IT y mantenerse a la altura de las demandas que marca su evolución.

El foco es la innovación

Innovar y evolucionar, equivale a utilizar el concepto de automatización inteligente para permitir la innovación y evolucionar aumentando la agilidad de las organizaciones, reduciendo la complejidad en el manejo de sus sistemas y operaciones, acelerando el tiempo de llegada al mercado y creando la capacidad de experimentar constantemente con nuevos productos y servicios. Aquí, creemos nosotros que, cuando se habla de experimentación, se está hablando a experimentación aprovechando el plano digital de representación de mercados y consumidores de modo que el costo y riesgo no pasen por fracasos “físicos” cuando los productos ya manufacturados llegan al mercado.

Sin embargo, la automatización inteligente permite también innovar en áreas que pertenecen al plano físico. Por ejemplo, menciona este informe, se puede mejorar la seguridad en las minas, introduciendo inteligencia en las maquinarias y equipos que utilizan los hombres que allí trabajan.

 

La automatización inteligente debe ir a la par de la gente

La automatización inteligente, según el informe de Accenture, no es una opción, es una imposición. El tema es si la organización tiene la capacidad no sólo de usarla, sino de implementarla a través de cada aspecto de la misma para maximizar sus beneficios. En el momento en que se abraza esta dirección, se descubrirá que aparece una nueva potencia para impulsar el cambio. Automatización inteligente se convertirá en una nueva capacidad que tocará todos los aspectos del negocio. Lo más importante, destaca el reporte, será seguir un enfoque en el que la gente es la principal protagonista. Con esa prioridad, habrá que adaptar la organización, su cultura, conocimientos y experiencia al uso de automatización inteligente.

 

Lo importante será planificar al corto y mediano plazo

Accenture recomienda hacer diversos tipos de ejercicios para el aprovechamiento de la automatización inteligente y la inteligencia artificial. Un correcto diagnóstico incluirá la identificación de usos y brechas no cubiertas por las funciones que estas tecnologías ofrecen. También será conveniente evaluar procesos que involucran tarea humana intensiva para identificar oportunidades de inversión en automatización y aprendizaje de máquina.

Las aplicaciones del IT son otra oportunidad. Aquellas que requieren de frecuentes cambios y actualizaciones manuales, un alto grado de personalización y otras laboriosas maniobras, serán candidatas a tecnologías de inteligencia artificial tales como aprendizaje de máquina o auto-evolución.

El mapeado de los procesos de negocio y su análisis facilitará la simulación o trazado de escenarios de tareas que podrán automatizarse, determinando los cambios en base a las necesidades, procesos y capacidades humanas. Habrá cosas que deberán hacerse en forma muy diferente una vez que se automaticen y pierdan el lado humano en su producción.

Pero nada funcionará bien si no se cultiva el talento en el manejo de datos. Siempre será necesario un plan para crear un equipo (o conseguir un partner externo) capaz de dar soporte a las estructuras de datos y al know-how en automatización.

Una estrategia en la que la gente está primero, es la que Accenture recomienda para la transición de una organización. Aquí juega la capacitación en nuevos conocimientos y capacidades y la participación en la implementación de los cambios.

Descargue el informe completo haciendo click aquí