Investigación en Harvard: Windows seguirá dominando sobre Linux

4 Oct 2006 en Software

Ninguno de los dos sistemas será derrotado por el otro, pero al largo plazo, Windows prevalecerá. Así las conclusiones de un estudio realizado por profesores de Harvard Business School con el título: “Dynamic Mixed Duopoly: A Model Motivated by Linux Vs Windows.”  Quienes dirigieron la investigación son Pankaj Ghemawat y Ramon Casadesus-Masanell.
Se trata de un modelo teórico que analiza la competencia Linux-Windows desde una perspectiva de mercado en la que se ponderan factores como piratería o modelos de desarrollo de software.
Si bien la conclusión favorece a Windows, no se afirma que éste sea superior a Linux en cuanto a tecnología. “Aunque Linux sea mejor que Windows, si Microsoft aprovecha el poder de su base instalada, el producto superior no se convertirá en el más elegido,” afirma Casadesus. El investigador acude al ejemplo de las Macs contra Windows/Intel, donde Apple no ha logrado mayor participación debido a factores de mercado y no a su calidad inherente. “Linux compite con un modelo de negocio diferente a las dos anteriores, pero la ventaja de Microsoft es formidable, al menos en clientes,” agrega.
Las ventajas de Linux
Una de ellas es que numerosos gobiernos y corporaciones se han comprometido a comprar o promover a Linux. Según Casadesus-Masanell, los gobiernos prefieren software open source (OSS) porque su código abierto les permite controlar que la información sensible sea manejada seguramente. Algunas corporaciones, como IBM, promueven a OSS porque debilita a Microsoft.
El diferencial de precio es otro factor de peso. Cuanto mas grande es esa diferencia a favor de Linux, más precario sería el sostén del éxito de Microsoft, siempre en teoría.
La principal ventaja tecnológica a favor de Linux es lo que el estudio denomina “aprendizaje del lado de la demanda,” donde el código puede ser modificado infinitas veces por usuarios en respuesta a los cambios que enfrentan. El modelo abierto supera al cerrado y sus ciclos de desarrollo, llevando a una mayor prueba de combinaciones e incentivando a usuarios para que informen problemas o arreglos en forma mucho más activa que en el modelo cerrado. Si bien este modelo sugiere que la arquitectura más robusta de Linux y el aprendizaje de la demanda resultarían en un mayor crecimiento, estas ventajas no alcanzan para dominar el mercado.