Internet de las Cosas: El momento de asignar un líder en IoT

13 Abr 2015 en Management

images_ThinkJeff Kaplan, director de la firma consultora THINKstrategies escribió una columna para Datamation. En su artículo evalúa la madurez de la tendencia en IoT (Internet of Things) y la actividad que las empresas están mostrando frente a la misma. IoT es un tema sobre el que mucho se habla y en el que la mayoría de los expertos considera una verdadera fuente de oportunidades para mejorar la eficiencia de numerosos procesos.

Sin embargo, Kaplan entiende que son pocas las organizaciones que han avanzado lo suficiente como para aprovechar esas oportunidades que ofrece IoT. El autor observa que la ausencia de un ejecutivo designado para esta clase de proyecto puede ser la causa de ese no progreso.

Kaplan recurre a los resultados de la encuesta “Software for the IoT Developer Survey” que llevó a cabo la firma Embarcadero Technologies. En ese estudio aparece que un 77% de los equipos de desarrollo de software empresarial tendrá alguna clase de solución IoT en sus manos durante este año. Por su parte, un 49% espera que sus soluciones tengan un impacto directo en el negocio de sus clientes ya a fines de este año. Esto representa un importante avance respecto a los resultados que el mismo estudio mostró en 2014, cuando sólo un 12% planeaba proyectos de IoT. Como principal causa de este gran cambio aparece la demanda de los clientes.

Siempre hablando de proveedores de desarrollo, Kaplan evalúa que la proliferación de esas nuevas soluciones de software IoT no tendrán la demanda que esos proveedores esperan. Un estudio de Dimensional Research muestra que un 96% de los profesionales encuestados ha encontrado escollos en sus proyectos IoT y eso ha demorado sus desarrollos.

El principal desafío

La causa principal de estos obstáculos detectados por Dimensional Research ha residido en la dificultad que presenta la recolección y análisis de datos IoT. Sin embargo, para Kaplan ese problema es sólo la punta del iceberg. El aprovechamiento de las actuales y futuras oportunidades ofrecidas por IoT dependen de la capacidad de conjugar diversos componentes tecnológicos y ensamblarlos para poder alcanzar una serie de objetivos corporativos.

Y manejar un esquema de esa naturaleza representa un esfuerzo significativo que puede requerir una cadena de abastecimiento tecnológica muy amplia. Puede abarcar desde innumerables sensores desplegados en sitios remotos a cantidades de equipos móviles; aplicaciones de software empresarial y en desktops; una variedad de bases de datos y múltiples servicios cloud, agrega Kaplan.

Si bien existen muchos CIOs y CTOs que son capaces de identificar las diversas soluciones que pueden soportar sus cadenas de abastecimiento IoT empresariales, la seguridad de que se están eligiendo las alternativas correctas es algo que dependerá de una profunda comprensión de los objetivos corporativos específicos que se persiguen.

Un trabajo duro por delante

Alcanzar una situación acorde a los intereses de cada unidad de negocio es algo que exige el relevamiento de información acerca de cuáles productos y servicios deberán ser monitoreados y establecer cómo se realizará ese monitoreo para capturar los datos más relevantes. Además, es importante establecer la forma en que se utilizarán esos datos para poder apoyar las operaciones en curso y alcanzar los objetivos de negocio propuestos.

Tal como Kaplan lo ha expresado en anteriores artículos y conferencias, IoT puede entregar cuatro tipos o categorías de valor al negocio. Todas ellas pueden tener un impacto significativo en las operaciones y en el éxito de la empresa y son:

          La capacidad de mantener productos y servicios proactivamente de modo que se reduzca el costo de soporte, se aumente la confiabilidad y se encamine una mayor lealtad de los clientes.

          La capacidad de reaccionar más rápidamente y así resolver problemas de productos y servicios en cuidado de la satisfacción del cliente.

          La capacidad de mejorar las operaciones en curso mediante el alineamiento de los procesos y mejor direccionamiento de los recursos corporativos.

          La capacidad de identificar nuevas oportunidades de mercado para crear una mayor ventaja competitiva e incluso tener el potencial para transformar la naturaleza del negocio de la empresa.

Alcanzar esos cuatro niveles de valor es algo que, según Kaplan, requiere de una visión corporativa de mente amplia, de un enfoque radicalmente nuevo en cuanto a diseño de productos y servicios, de conocimientos técnicos altamente especializados y, fundamentalmente, de repensar las estrategias de llegada al mercado de las organizaciones, desde el área de ventas a la de apoyo al cliente.

Todo esto necesita de una perspectiva multidimensional que supere a los tradicionales silos corporativos y que cierre la brecha entre las áreas de negocio y las de tecnología. Kaplan concluye recomendando que “sólo un líder de IoT designado o Chief IoT Officer con autoridad y acceso a todos los departamentos puede atender a los desafíos que presentan los proyectos IoT y realizar lo necesario para el aprovechamiento de sus oportunidades.