Intel recupera el market share que se había llevado AMD en el segmento workstations

19 Jun 2007 en Servidores

Un informe editado por la firma Jon Peddie Research muestra que Intel ha logrado recuperar casi por completo el avance logrado por AMD en el segmento de las workstations de alta performance. Lo que ha AMD le llevó casi tres años, Intel lo ha recuperado en sólo uno.
Aunque este segmento no es demasiado grande,. (en el primer trimestre de este año se vendieron 670.000 workstations de alta potencia), ha crecido un 15% respecto a igual período del año anterior, mostrando mayor empuje que el tan promocionado segmento de las máquinas para entusiastas de los juegos.
El mercado de workstations incluye a usuarios como estudios de cine que las utilizan para efectos especiales, a empresas de Wall Street y otros usuarios muy exigentes y selectivos. Según Peddie, “el mercado de las workstations no olvida y si un sistema no está a la altura de su exigencia, no se venderá. Si alguien vender 25 workstations a DreamWorks y sólo una falla, no volverán a comprar.”
Intel logró imponerse en base a performance, ya que las máquinas con AMD resultaron confiables. Los nuevos procesadores Xeon, comenzando con Woodcrest, incorporaron la arquitectura Core de Intel y superaron a Opteron de AMD. Ambos procesadores se utilizan tanto para servidores como para workstations. AMD ha estado produciendo procesadores Opteron cada vez más veloces para cerrar la brecha con Intel.
En el 2005, AMD tenía un 6.6% del mercado de workstations e Intel el 93.4% restante (hablamos de desktops base x86). A mitad del 2006, AMD alcanzó un 13.3%, pero cuando llegó Woodcrest de Intel, Opteron comenzó una caída que llevó a AMD a un 8% en el último trimestre medido.
AMD espera recuperarse con sus chips Barcelona y Budapest. Este último es un diseño Opteron de un socket sobre el que no hay demasiada información. Budapest se basa en tecnología Barcelona, pero funcionará en motherboards de un solo socket. Barcelona está dirigido a motherboards de dos a ocho sockets.
Budapest usará motherboards socket AM2 como los de los desktops y Barcelona usará Socket F, el actual diseño para servidores multiprocesador con Opteron.
La gente de AMD confía en la potencia de estos chips por las mejoras en sus arquitecturas, especialmente en punto flotante y caché.