Intel racionalizará su estructura y lanzará productos muy innovadores

1 May 2006 en Servidores

El pasado jueves 27 de abril, Paul Otellini, CEO de Intel, se reunió con analistas del sector en la ciudad de Nueva York y repitió sus palabras dichas semanas atrás: “esperen hasta el verano.”
Es en la segunda mitad de este año, cuando da comienzo el verano en el hemisferio norte, que en Intel planean realizar lo que Otellini describe como “el mayor refrescado de nuestra línea de producto en años.”
Aunque Intel sigue liderando en la industria de microprocesadores, ha perdido algo de participación de mercado frente a AMD, especialmente en el segmento de servidores. El segmento de servidores es más rentable que los de desktops o computación móvil.
Otellini tiene que convencer a Wall Street de que Intel hará algo para frenar a una AMD que ya tiene el 20% de participación en el segmento servidores.
Intel creció a una tasa de dos dígitos en los últimos tres años, pero para éste, la compañía prevé una caída del 3% en sus ingresos y un 5% en sus ganancias brutas. Los analistas de esa firma prevén también una reducción del ritmo de crecimiento del mercado de PCs global.
Otellini informó que Intel recortará gastos directos por U$S 1.000 millones, un 8,25% del presupuesto de este año. El mismo Otellini agregó que ese ahorro es “insuficiente.” La compañía se reestructurará y redimensionará para convertirse, según palabras del ejecutivo, “en una Intel más delgada, ágil y eficiente.”
El proceso de análisis de la organización insumiría unos 90 días, pero Otellini aclaró que se actuará a medida que vayan apareciendo áreas de problemas que pueda solucionar.
Otellini dijo que no iban a comenzar el proceso de reestructuración con despidos de personal, algo que calificó como a “un camino demasiado simplificado.” Destacó que el proceso se extenderá hasta 2007 y que se centrará “en las áreas con negocios que no funcionan.”