Intel e IBM crean herramientas para cuantificar el impacto de la virtualización

18 Dic 2006 en Servidores

Las dos empresas han decidido cooperar en la creación de recursos con los que los gerentes de IT puedan probar y cuantificar si la virtualización resulta conveniente. Específicamente, se intenta que la gente de IT puede seleccionar, implantar y medir soluciones virtualizadas de servidores para los centros de datos empresariales.
La primera de las herramientas atiende a una metodología de benchmarking de virtualización denominada vConsolidate. El benchmark procesa, sobre servidores IBM System x con base Intel, múltiples instancias de una base de datos consolidada, además de cargas de mail, Web y Java. Lo hace utilizando múltiples particiones virtuales de CPU.
La metodología vConsolidate está siendo entregada a los cuerpos de estándares de la industria para su consideración y Lorie Wigle, director de marketing de tecnologías de servidores en Intel, nos dijo que “es posible que Dell, HP y otros, utilicen a vConsolidate como benchmark estándar.”
Según Wigle, se podría utilizar a vConsolidate para hacer benchmarks en hardware de prueba y también para medir los potenciales beneficios de sus proyectos de consolidación de software, uno de los usos más frecuentes de la virtualización.
Para Jim Northington, VP a cargo de System x en IBM, “en departamentos de IT de empresas medianas y grandes se trata de aprovechar la economía de costos que crea la consolidación de centros de datos mediante la virtualización de servidores. Alojando aplicaciones en servidores multi-procesador más grandes y expandibles, se logra el mejor retorno de la inversión. Sin embargo, en muchas organizaciones faltan las herramientas para seleccionar las plataformas de servidores que mejor servirán en sus entornos.”
IBM e Intel también desarrollaron lo que denominan VMware Infraestructure Sizing Guide, un recurso para ayudar en la selección y configuración de las diferentes opciones de servidores virtuales. Esta guía nace de una extensa experiencia virtualización, tecnología que IBM domina desde la década de los setenta cuando la iniciara en sus plataformas mainframe.
La experimentación y los resultados arrojados por vConsolidate y VMware Infrastructure Sizing Guide, muestran a la memoria como elemento limitante clave que determina cuántas máquinas virtuales se pueden cargar en un mismo servidor de base Intel. Los datos recogidos en alrededor de 10.000 servidores muestran que la consolidación aumenta la utilización total de los procesadores, lo cual requiere de una reserva adicional de memoria en los picos de utilización de algunas aplicaciones. Respecto a este último factor, Wigle de Intel cree que hay que considerar que el umbral de capacidad de memoria ya no es de 64GB, sino de 128GB.