Intel Developer Forum 2009: Xeons de menor consumo y mini-servidores

24 Sep 2009 en Servidores

Xeon es un procesador que estamos acostumbrados a ver en servidores de gran porte, pero ahora Intel mostró la novedad de dos nuevos procesadores Xeon 3400 que pasan a formar parte de la línea low-end de Xeon. Tendrán configuraciones con un consumo de 30 y 45 watts.
Sean Maloney, quien reemplaza al recién salido CTO de Intel, Pat Gelsinger, recordó cuando “una notebook de las peores consumía 30watt. Tener 30 watt en la categoría servidores es realmente asombroso.”
En la misma oportunidad, Intel presentó una nueva especificación o referencia de un “micro servidor,” cuyo diseño es para servidores pequeños, de muy bajo consumo, que utilizan los nuevos Xeons.
“Se trata de un nuevo segmento. No reemplaza a viejos servidores, sino que los incrementa
,” dijo Maloney.
Siguiendo con el chip Xeon, Intel también presentó a su nuevo “Jasper Forest,” un chip Xeon diseñado específicamente para los mercados de embebido, de networking y de comunicaciones. Este chip trae virtualización PCI Express 2.0 integrada, un vínculo (bridge) no-transparente y RAID 6, para crear así un diseño que es esencialmente el de un sistema-en-un-chip, pero apuntado a diseños embebidos high-end.
Maloney también se refirió a los procesadores del high-end propiamente dicho, donde están Itanium y Nehalem-EX. En una rápida reseña, el ejecutivo ratificó el compromiso de Intel con Itanium, un procesador que ha creado su propio nicho. Habló del plan para tres nuevas generaciones de este chip y que su diseño quad-core, conocido como Tukwila, llegará al mercado en el primer trimestre de 2010.
Al que sí le dedicó tiempo en su presentación, fue a Nehalem-EX y sus eight-cores. Maloney destacó que este chip comparte varias tecnologías con Itanium, como QuickPath Interconnect, el mismo hub de memoria, el mismo hub de I/O y características RAS (Reliability, Availability, Scalability).
Nehalem-EX apunta al mercado de ocho o más procesadores (sockets), un segmento importante pero de alto precio y al que muchos consideran poco activo. “Muchos dicen que no hay demanda aquí. Pero nosotros creemos que sí hay una demanda tremenda por mayor performance de las aplicaciones y seguiremos poniendo energía en él,” agregó Maloney.
El ejecutivo prometió 15 nuevos diseños que tendrán ocho o más procesadores tanto para formatos montados en racks, como para blades. Un servidor de esa naturaleza, por ejemplo, podría alcanzar los 128 threads de ejecución (capacidad de procesamiento paralelo) con hasta 2TB de memoria. 
Luego, se refirió a Westmere-EP, que reemplazará a la actual generación de procesadores de 45nm Nehalem-EP Xeon 5500. Al igual que el resto de la familia Westmere, los nuevos procesadores tendrán diseños bajo procesos de 32nm, la segunda generación de los materiales high-k metal gate de Intel que reducen calor, conducen mejor la energía, incorporan 10GbE y seguridad mejorada. Finalmente, comentó que la tecnología vPro de la próxima generación estará en la familia Westmere y agregará tecnología anti-robo, administración remota activa y soporte a KVM (Keyboard, Video y Mouse), integrado.