Intel afianza su posición en aplicaciones inalámbricas

7 Abr 2004 en Servidores

El fabricante de chips está utilizando parte de su presupuesto de investigación y desarrollo en trabajar con carriers y OEMs (Original Equipment Manufacturers) en la resolución de problemas de interoperabilidad. Además, la empresa trabaja con cuerpos de estándares y agencias regulatorias del gobierno con el objeto de garantizar el desarrollo de su estrategia con su procesador para ambientes móviles, Centrino.
Intel trabaja en conjunto con los carriers para que los usuarios de dispositivos móviles que deambulan por distintas áreas no tengan que conectarse y desconectarse cuando pasan de una de esas áreas de cobertura a otra.
Un científico de Intel declaró que la firma dispone de tecnologías tipo sniffer (rastreadores) capaces de encontrar las diferentes áreas de red  para luego utilizar un conjunto de reglas que determinan qué partes del espectro son utilizables y cuáles están fuera de los límites.
La compañía trabaja en un programa piloto conjuntamente con InfoTechnology Develpment Association en Hong Kong (una de las regiones del planeta donde la tecnología inalámbrica alcanza su mayor actividad). El objeto es perfeccionar el manejo de autorizaciones, facturación e información backend. La idea consiste en subcontratar varios servicios y dispositivos debajo del carrier principal para que sus clientes no tengan que configurar más que el protocolo de conexión inicial.
Hace un mes, Intel firmó un acuerdo con Alcatel para desarrollar estándares y protocolos basados en la tecnología IEEE 802.16 a, conocida como WiMAX.
También trabajan con Cisco Systems con la topología de redes que se conoce como Mesh, donde los dispositivos se conectan con varios vínculos redundantes entre nodos de la red. Internet es un buen ejemplo de red Mesh (enriedo). La arquitectura se está utilizando para escalar las redes inalámbricas basadas en las tecnologías 802.11 o celular.