Informe especial: Sun es ya un serio competidor en servidores x86 base Intel

6 Jul 2009 en Servidores

 En Nehalem o Xeon 5500, Intel ha realizado un completo cambio de arquitectura. La familia Xeon 5500 Quad Core, con su microarquitectura Nehalem, representa un salto enorme en performance, tal como lo explica Santiago Durante, ejecutivo de Intel. Esta familia tiene un consumo de energía un 12 a 50% menor que sus predecesores y es una plataforma diseñada para la virtualización (un 263% de incremento en vmark), con capacidades embebidas en el hardware mediante la tecnología VT de Intel.
Nehalem utiliza un sistema de memoria basado en DDR3 con velocidades de hasta 1.33 Ghz y su arquitectura de BUS QPI (Quick Path Interconnect) conecta procesadores y chipset a velocidades de hasta 25.6 Gbytes/seg.

Con Solaris para x86/Intel, Sun aprovecha al máximo características como Turbo Boost, que aumenta la frecuencia en uno o varios Cores en hasta 400MHz; o el encendido selectivo de cores con Power Gates.
Los servidores Sun pueden procesar dos instancias de un software en forma simultánea y por core con la tecnología Hyper Threading de Intel. Son así aptos naturalmente para el procesamiento paralelo de código, mientras que su consumo de energía varía según el volumen de carga.
En tecnología de discos de estado sólido (SSD), el I/O de Nehalem logra maximizarla y la complementa con tarjetas de 10 Gbps en Fibre Channel over Ethernet. Futuras versiones de Nehalem-EX tendrán hasta 8 cores apuntando a servidores de 4 o más zócalos.
Los servidores SunFire x64 se basan totalmente en estándares y los desarrolladores de Solaris han trabajado en paralelo al diseño de Xeon 5500 desde su inicio.
Javier Blanco, directivo de Sun Microsystems, nos dice que Solaris utiliza el sistema de archivos ZFS (Z File System), la cual potencia la utilización de dispositivos de estado sólido. ZFS selecciona y graba los datos más recientes en los dispositivos de mayor velocidad. Tanto Solaris 10 como OpenSolaris explotan la capacidad de la plataforma Xeon 5500 debido al trabajo conjunto realizado por Sun/Intel. “SSD achica la brecha entre la performance de las CPU y la de los discos. Permite bootear más rápido y consume un 38% menos de energía por GB que los discos duros. Con su Solaris y ZFS, Sun tiene un stack de software completo y diseñado para tecnología SSD,” agrega Blanco.
Los sistemas Sun base Intel son administrados desde cualquier punto de la red y en todos los entornos virtuales disponibles. “Tienen el costo por GB más bajo de la industria y ocupan menor espacio en el rack que cualquier otro servidor, ahorrando hasta un 60% en consumo de energía. Los sistemas de Sun han sido diseñados en un 100% en base a estándares; por ejemplo nuestros blades tienen módulos de I/O PCle 2.0 con más del doble de la performance que vemos en la industria. Le ofrecen al usuario capacidad de servicio Hot Plug y una libre elección de tecnologías,” destaca Javier Blanco.
Sun también tiene componentes que facilitan la consolidación de cables y accesorios como una puerta para racks con capacidad propia de enfriamiento, algo importante en entornos de alta densidad de CPUs.
Tony Lock, director de la firma analista de mercado Freeform Dynamics, considera que los movimientos de Sun han sido muy positivos. “Lo importante para Intel fue tener a Solaris en su chipset desde el inicio. Ahora la plataforma Intel cuenta con una alternativa a Windows y Linux a la vez que le permite a Sun, por su parte, avanzar en el mercado x86 en forma independiente de SPARC.