Impsat despliega IPv6 en toda su red

Impsat, compañía de provisión de servicios integrados de telecomunicaciones en Banda Ancha, DataCenter, Telefonía e Internet en Latinoamérica y Estados Unidos, inició el despliegue en toda su red de Ipv6, la próxima generación del protocolo de comunicaciones Ipv4 utilizado para Internet.

En la actualidad, la compañía ya brinda servicios de última generación por lo que su red estaba preparada para la implementación de este protocolo.

La planificación y estudio se realizó en Argentina y la implementación tiene alcance regional. Para la integración del Ipv6 en la red de Impsat, la compañía recibió el apoyo de Consultintel, consultora especializada en tecnología Ipv6, que participó en numerosos proyectos de investigación y desarrollo, como el Euro6IX y trabaja para capacitar a las empresas en esta tecnología.
 
Acerca del Ipv6
Ipv6 es una actualización del protocolo utilizado en Internet. El Internet Engineering Task Force (IEFT) desarrolló las especificaciones básicas durante  la década del 90. La motivación primaria para el diseño y desarrollo de Ipv6 era expandir el espacio de direcciones disponible en Internet, y así habilitar nuevos dispositivos (PDAS, teléfonos celulares, aplicaciones, etc), nuevos usuarios (países como China, India, etc) y nuevas tecnologías en desarrollo (xDSL, cable, Ethernet, etc).

Mientras que el protocolo existente, Ipv4, tiene un espacio de dirección de 32 bits que brinda la posibilidad de albergar cuatro mil millones de direcciones, el Ipv6 tiene un espacio de dirección de 128 bits, lo que permite albergar un número mucho más amplio de direcciones. En la práctica, el número de direcciones globales de Ipv4 que pueden ser utilizadas es menor, debido a las ineficiencias en el uso y localización. Ipv4 no puede soportar la escala de varios millones de conexiones a Internet que hoy tiene la red de redes. Network Address Translation (NAT) extendió la vida de Ipv4 en conjunto con direcciones privadas de Ipv4. Pero NAT no acompaña el despliegue de aplicaciones y no puede soportar el crecimiento de Internet con servicios que requieren conexiones a dispositivos en redes hogareñas.