IBM y Sun lanzan sus proyectos de servicios basados en computación grid

17 Nov 2004 en Servidores

IBM acaba de lanzar su proyecto “World Community Grid,” un proyecto público en el que una cantidad ilimitada de voluntarios cede potencia de procesamiento de sus computadoras para crear así una supercomputadora virtual capaz de resolver problemas complejos. Esta clase de proyecto no es nuevo, pero la participación de IBM le da una perspectiva comercial a los beneficios de la computación grid.
IBM estableció una alianza con la firma de computación grid United Devices, cuyos fundadores han impulsado proyectos públicos como el de SETI@home y Grid.org. World Community Grid apunta a ser un proyecto global donde computadoras personales y empresariales ceden capacidad para contribuir a la solución de graves problemas relacionados con los campos sociales como la salud, por ejemplo. Males como el SIDA, Alsheimer´s y cáncer, además de mecanismos para el pronóstico anticipado de desastres naturales, problemas de suministro de agua y alimentos, pueden ser investigados con mayor eficiencia.
Por su parte, Sun Microsystems, apoyándose en su alianza con la firma TELUS, está poniendo en marcha un servicio on-demand de computación grid que costará un dólar la hora por CPU. “Los CIOs de todo el mundo deberían ir comparando sus infraestructuras grid internas con nuestro precio de un dólar CPU/hora e ir considerando la posibilidad de pasar a un data center con orientación a servicio,” comentó Jonathan Schwartz, presidente de Sun. La propuesta de Sun se apoya en la tecnología para infraestructura de computación grid de la firma canadiense TELUS. Las dos empresas han manifestado que su infraestructura escalará hasta 14.848 nodos de computación y que estará en producción a principios de 2005.
TELUS revenderá el software N1 Grid Computing de Sun para que comience a ser utilizado por las industrias de las finanzas y energía. El entorno de TELUS se basará en Solaris 10 de Sun, en Sun N1 Grid Engien y en Open Grid Computing Reference Architectures. Sun ha decidido utilizar computadoras de marca propia y de otras plataformas que no sean Solaris. Ya han comprometido más de 6.000 CPUs para atender a la demanda esperada.