IBM responde a críticas de Oracle con un nuevo upgrade de su DB2

13 Oct 2009 en Software

En momentos en que Oracle lleva a cabo su evento anual OpenWorld, IBM presenta una solución de software que lleva escalabilidad a nivel de mainframe a sus servidores de bases de datos con montaje en racks. Días pasados, Oracle había realizado algunas críticas a los servidores de bases de datos IBM.
IBM DB2 pureScale es una versión especial de DB2 y corre sobre servidores en rack 550 Express y p5 Power 595. Su misión es la de escalar horizontalmente (“scale out” o agregado de más nodos a un sistema) los clusters DB2 sin que decaiga su performance.
Larry Ellison, CEO de Oracle, comenzó a mandar algunos dardos contra IBM a partir del momento en que dispuso de sus servidores Exadata 2, creados con hardware de su recién adquirida Sun Microsystems. Esos servidores fueron presentados por Sun hace algo de un mes.
Pero la solución de IBM no es de hardware. Se trata de software de clustering para bases de datos sobre sistemas AIX (Unix de IBM). El software Smart Analytics System compone un cluster de máquinas Power 550 afinadas para hacer warehousing.
Según el gerente de la unidad Information Management de IBM, DB2 pureScale en Power Systems permite incrementar la capacidad en forma más confiable y se complementa con DB2 en System z (mainframes), la plataforma donde los sistemas de bases de datos logran una performance inmejorable.
DB2 pureScale utiliza la tecnología de escalado PowerHA pureScale para sistemas AIX. Tiene una base de datos centralizada para locking y caching y así minimiza la sobrecarga de procesamiento debida a comunicaciones entre nodos. Tiene acceso directo a memoria para transferencia de datos de alta eficiencia y todos los nodos saben en tiempo real cuál es el estado de los demás. Si alguno falla, todos se enteran y ajustan sus cargas automáticamente.
Con Remote Direct Memory Access (RDMA), los servidores de DB2 pueden consultar directamente a la memoria caché en los servidores de control de tráfico de pureScale y como si el caché estuviese en su propio servidor. Generalmente los controles de caché pasan por la CPU, pero RDMA evita a la CPU y va directamente a la memoria.
Según la gente de IBM, en un test de rendimiento con más de 100 servidores Power, IBM pureScale alcanzó una productividad general del sistema del 80%. Con 64 servidores, esa productividad con DB2 pureScale superó el 90%.
Oracle se ha declarado competidor directo de IBM a partir de su adquisición de Sun. IBM, por su parte, creó el programa “Sunset” (sol poniente, como metáfora de la caída de Sun) e insinuó que Oracle se desprendería de su negocio de hardware. Pero el domingo pasado, en la apertura de OpenWorld 2009, el CEO de Oracle, Larry Ellison, aseguró la continuidad del negocio de hardware y criticó nuevamente a IBM; esta vez, mas duramente.