IBM reaviva el debate sobre Computación Autonómica

20 Abr 2005 en Servidores

Algunos piensan que la computación autonómica (también llamada self-healing) es una utopía que pertenece al pasado. Otros, creen que es cosa del futuro. Depende de quién sea consultado al respecto. También existe un grupo que la considera una realidad actual.
 IBM y sus seguidores, por ejemplo, creen tener ya la suficiente tecnología como para llevar la práctica de la computación autonómica a la corriente central del mercado de IT.
Es que IBM acaba de presentar dos nuevos softwares para que las redes monitoreen su propio desempeño de la misma forma en que el cuerpo humano lo hace con la temperatura o la fatiga.
“La computación autonómica no es un proyecto exclusivo de IBM, pero es algo que IBM quiere impulsar,” nos dice Ric Telford, director de computación autonómica en IBM, quien entregó material desarrollado por la cátedra Systems and Engineering de San Jose State University.
Como parte de este impulso, IBM puso a disposición de los desarrolladores en su sitio alphaWorks los softwares Policiy Management for Autonomic Computing e IBM Touchpoint Simulator.
¿Por qué tanto esfuerzo de IBM? La computación autonómica consta de características que resultan fundamentales para la estrategia on-demand de esta empresa. Esas características deberán ser agregadas a todos los softwares de IBM para conseguir uniformidad. Ya se han incorporado más de 475 dispositivos autonómicos en más de 75 productos entre los que están DB2, Tivoli y WebSphere.
Touchpoint Simulator es la primer oferta en el espacio de las herramientas autonómicas y permite que los desarrolladores creen y prueben sus propios componentes con funciones de autonomía. IBM ya cuenta con varios kits de herramientas autonómicas y ya está construyendo su siguiente generación de la plataforma de software que requiere Eclipse 3.0 Software Development Kit.
Policiy Management for Autonomic Computing (PMAC) es un proyecto que tardó 18 meses en ser completado. El software se ubica dentro de una aplicación y configura sus decisiones basándose en políticas o reglas del negocio creadas por el desarrollador. Por ejemplo, las decisiones basadas en políticas pueden indicar a una base de datos cuándo hacer un backup basándose en políticas preestablecidas tales como horarios, niveles de actividad o hasta vacaciones del personal de soporte. Esto facilita las cosas en la reconstrucción de bases de datos, por ejemplo, eliminando las dudas respecto a cuáles punteros utilizar, etc.
Las compañías que participan en el proyecto de IBM son algunas como NetFuel, Network Physics, Forum Systems, LeoStream Corporation, Singlestep Technologies y Solid Information Technology.
Gran parte de los planes de IBM respecto a la arquitectura se centran en CBE (Common Base Events). En el evento de que un servidor presente un error o requiera de reiniciación, el software hace un seguimiento de todos los procesos e identifica tendencias. También se basa en recursos como OPAL (Orchestration and Provisioning Library), donde los usuarios o sus socios encuentran una serie de recursos de herramientas, mejores prácticas y educación.
Otra de las vertientes de la computación autonómica es la que lleva a la simplificación de los centros de datos. Gartner estima que entre un 60 y 80 % del presupuesto de IT de una compañía se gasta en el mantenimiento de las aplicaciones existentes. IBM, entre otros, cree que las tecnologías de auto-administración eliminan gran parte de las tareas de mantenimiento.
Los clientes de IBM ya han escuchado esta historia muchas otras veces y todavía siguen preguntando dónde están las soluciones concretas. Tal vez sea por eso que no resulta fácil hablar de este tema con mayor frecuencia.