IBM quiere dominar en el espacio de los procesadores

17 Feb 2004 en Servidores

El pasado lunes, la gente de IBM informó a la prensa que los científicos que trabajan en su planta de East Fishkill, Nueva York, han desarrollado un nuevo método para fabricar microprocesadores de bajo consumo y alta potencia utilizando una combinación de tecnologías SOI (Silicon-on-insulator), silicio optimizado y conexiones de cobre.
Según voceros de IBM, la combinación de estos tres elementos aumenta la velocidad con la que fluyen los electrones a través de los transistores y eso genera una mayor performance, mientras que una mayor aislación en el silicio que aisla los transistores, disminuye el consumo de electricidad.
La nueva tecnología se materializará en el microprocesador de 64 bits PowerPC 970FX, el cual se utiliza tanto en electrónicos de consumo, como en supercomputadoras.
La idea de un chip capaz de funcionar en diversos entornos es coherente con una estrategia orientada a sostener el futuro de la computación on-demand. PowerPC 970FX desciende de la familia de microprocesadores de dos núcleos Power4 y su diseño le permite funcionar en diversas aplicaciones, desde desktops a servidores o productos de almacenamiento y comunicaciones donde se requiere de la performance de los 64 bits y de un menor consumo de energía.
La economía de energía se acentúa con el empleo de PowerTune, una técnica de ahorro de consumo que controla la frecuencia y voltaje del procesador.
Apple Computer anunció que utilizará PowerPC 970FX en su nuevo servidor apilable Xserve G5 1U, donde considera ideales su potencia y economía de consumo con baja disipación de calor.
Intel y AMD no son ajenos a estos adelantos de IBM en el segmento de los chips de 64 bits para computadoras de consumidores y empresas. Esta semana, Intel definirá como actualizará a 64 bits sus líneas de 32 bits (Xeon, Pentium). Por su parte, AMD gana terreno en el espacio de los 64 bits con sus procesadores Optetron para servidores y sus Athlon para desktops. El problema es que sus dos chips no son compatibles entre sí y eso preocuparía a armadores de computadoras que no quieren trabajar con más de un chipset en sus diversas líneas de máquinas.