IBM, la nube, recuperación ante desastres y continuidad del negocio

Laurence Guihard-Joly brindó sus conceptos sobre continuidad del negocio y recuperación ante desastres, prácticas que no resultan novedosas para una empresa que, como IBM, enfrenta esta problemática desde hace más de cincuenta años. Pero la película de hoy comienza a mostrar muchas diferencias. Con la nueva ola de cloud computing aparecen nuevas oportunidades para brindar servicios y acompañar a la evolución que están experimentando las empresas usuarias.

 

Sean Michael Kerner, columnista especializado de Datamation, entrevistó a Laurence Guihard-Joly, gerente general de Business Continuity and Resiliency Services de IBM. Esta ejecutiva trabaja en IBM desde hace casi 30 años y está a cargo de esta unidad de negocio o grupo desde finales de 2013.

“La gran transformación para las empresas está representada por la nube y en lo que puedo denominar como ambiente-siempre-activo,” comenta Guihard-Joly.

La unidad Business Continuity and Resiliency Services de IBM tiene la capacidad de ofrecer a las organizaciones la recuperación ante desastres, ya sean éstos naturales, como inundaciones, terremotos o huracanes, o bien provocados por cortes de energía, por ejemplo. IBM también ha creado servicios empresariales para la protección de la infraestructura de computación y también servicios para la captura, protección y administración de datos y aplicaciones en tiempo real. La entrevistada explicó que IBM es capaz de proteger datos en la nube y, a la vez, puede correr los servicios necesarios para esa protección, también desde la nube.

Desde el momento en que se hizo cargo de esta división, Guihard-Joly tuvo algunas sorpresas en cuanto al mundo de la recuperación ante desastres y la continuidad del negocio. Una de esas sorpresas fue la de ver que la nube crece a una velocidad tremenda, lo cual crea un nuevo punto de presión sobre todo lo que hace a resiliencia, esa mezcla de resistencia, elasticidad y flexibilidad. Pero a un nivel más profundo, otra de las cosas que ella encontró al ponerse en contacto con el mundo de la recuperación ante desastres, fue la forma en que la gente habla de este tema.

“Es un mundo secreto en el sentido de que a la gente no le gusta hablar acercad de su nivel de madurez en lo que hace a continuidad del negocio y el tema se convierte en algo que genera mucha sensibilidad,” afirma Guihard-Joly.

La importancia de la recuperación ante desastres y la continuidad del negocio es más alta hoy que nunca antes ¿A qué se debe esta afirmación? Es que en la nueva era cloud, donde todo está siempre en funcionamiento, las malas noticias llegan mucho más rápido a todas partes. Por ejemplo, el impacto en los medios sociales si aparece un mensaje diciendo que un servicio está caído o no disponible. Ese impacto puede acabar con la reputación de una empresa.

“La resiliencia del negocio es hoy una prioridad nivel-C a nivel de la dirección de la empresa. Esto se debe a que los costos de recuperación y los costos en términos de reputación son hoy más altos que nunca antes,” agrega la entrevistada.

La idea de contar con servicios on-demand emergió en IBM en una etapa anterior a la de la era cloud. Pero ese on-demand no es totalmente lo mismo y no puede ofrecer lo que los nuevos servicios basados en cloud pueden hoy posibilitar.

“La madurez en provisión (provisioning) y pago según se utilice, han evolucionado notablemente. Venderemos y cobraremos por Gigabytes y también vendemos y ponemos precios basándonos en las máquinas virtuales,” agrega Guihard-Joly.

Entre las cosas nuevas que ha facilitado la nube encontramos al servicio de recuperación de servidores virtuales que ya está ofreciendo IBM. Este servicio provee protección en tiempo real y permite que las empresas se recuperen rápidamente de las caídas o fallo. “Esto es algo que no teníamos hace ocho años y es un campo en el que se ha dado una fuerte aceleración, particularmente durante este último año y a partir de la compra de SoftLayer por parte de IBM,” agrega Guihard-Joly.

Un estudio realizado recientemente por la firma Ponemon Institute bajo el patrocinio de IBM, encontró que la mayoría de las organizaciones actualmente carecen de un plan de continuidad de negocio debidamente establecido. Guihard-Joly entiende que su misión hacia el futuro es la de lograr que esa situación cambie. “Cuando aparezca la nueva encuesta del Ponemon Institute, espero que más de un 17% de las organizaciones tenga un plan de continuidad del negocio ya implementado,” concluye Guihard-Joly.

¿Estará en ese estudio el porcentaje de empresas qué tienen el plan implementado pero no funciona?