IBM incorpora inteligencia y administración al uso de drives SSD

26 May 2009 en Storage

IBM agrega en sus nuevos drives SSD (Solid State Disks/Drives) para que funcionen en sus servidores empresariales. La innovación clave está en la incorporación de nuevo software de administración que puede aumentar hasta en ocho veces la performance y reducir, según la gente de IBM, el 80% del almacenamiento requerido, todo con un menor consumo de energía.
El uso de los SSD se consideraba como reemplazo de un disco convencional, un concepto que funciona en un iPhone o en una laptop, pero que no aplica a un servidor de clase empresarial. Allí, la idea de que un SSD reemplace a discos de alta velocidad que giran a velocidades de hasta 15.000 RPM, enfrenta muchos obstáculos.
Charlie Andrews, director de marketing de Dynamic Infrastructure en IBM, considera que SSD no es un reemplazante de los discos duros de alta velocidad. “Si los costos bajaran mucho más, podría ser, pero hoy ese costo está entre el de la memoria y el de los discos,” nos dice.
Es por eso que IBM ubica a la misión de los SSD en el espacio que está entre la memoria y el almacenamiento permanente y agregó su software Data Facility Storage Management Subsystem (DFSMS). Con dicho software se pueden alojar datos específicos en los mainframes IBM zSeries y en los sistemas de almacenamiento DS8000.
El software reconoce datos de acceso frecuente que pueden beneficiarse con la mayor velocidad de lectura de los SSD y deja a los demás datos en los discos estándar. Esta inteligencia, en forma similar a la que hace caching en una CPU, administra los datos más requeridos en lugar de poner todo directamente en un disco SSD.
IBM utiliza software analítico para reconocer los datos con probabilidad de ser accedidos con mayor frecuencia y los mantiene en el SSD. Esto mejora el equilibrio de la carga de trabajo, reduce el uso del SSD al eliminar otros datos voluminosos y facilitar así las búsquedas, además de economizar energía.
El concepto de la administración inteligente de la información, según Andrews, no ha sido estudiado lo suficiente. “La discusión sobre SSD es acerca de la tecnología, su velocidad y su inclusión en los equipos, sin entregar valor real extra para el cliente.”
Esta iniciativa hacia un uso tipo caché para los discos SSD, es también impulsada por empresas como Schooner y Expansion, con su EchoRam, tal como lo destaca Bob Merrit, analista de Convergent Semiconductors, firma que investiga la industria de las memorias. Merrit afirma que los movimientos de IBM y esas otras firmas abren nuevas posibilidades para otras tecnologías en el terreno del storage. Eso, siempre según Merrit, equivale a un cambio en la forma en que se mira la arquitectura  del sistema. “Significa mirar todo desde un alto nivel y preguntarse dónde no hace falta borrar y regrabar intensivamente. Es tomar conciencia de dónde se puede usar cada clase de tecnología en forma más eficiente. Antes no nos hacía falta y por eso no mirábamos estos aspectos,” concluye Merrit.