IBM aprovecha su independencia tecnológica y lanza servidores potentes de bajo costo

28 Sep 2005 en Servidores

IBM está comenzando a sacarle jugo a su propia tecnología de procesadores PowerPC y a su amplio bagaje de patentes propias.
Este elevado grado de independencia le permitió fabricar máquinas como el nuevo xSeries 100, máquina de un procesador dual-core con algunas capacidades de grado empresarial, tales como las de administrar y proteger aplicaciones de e-mail. También realiza funciones de servidor de archivos e impresión o bien puede atender a un sitio Web. Así lo señala Stuart McRae, gerente de sistemas xSeries en IBM. La máquina tiene un precio base muy bajo (U$S 599 en los EE.UU.) y forma parte del portfolio IBM Express. IBM Express es la estrategia de la compañía para atender a las necesidades de pequeñas y medianas compañías.
McRae informó que IBM ha terminado otras dos máquinas para su línea Express y son más avanzadas que la x100. Son las x206m y la x306m, realizadas sobre la arquitectura XDA (Xtended Design Architecture), donde se porta cierta funcionalidad tipo mainframe a un factor de forma pequeño como el de las máquinas x86.
En XDA se puede jugar con tipos de discos básicos o más avanzados con hot swapping. Esto último permite cambiar los discos sin detener el equipo. XDA también ofrece opciones de redundancia en fuente de alimentación y dispone de un nuevo controlador de administración para el control remoto de un servidor desde cualquier parte de una red.
La x206m es ideal para entornos de computación distribuida como el del retail, donde además se requiere mayor grado de disponibilidad y performance. La x206m tendrá en los EE.UU. un precio básico de U$S 699 y estará disponible en octubre próximo.
Para las empresas un poco más centralizadas que quieren dar potencia a sus centros de datos, reforzar el tráfico Web y administrar dispositivos de la red con softwares específicos, está la más grande de estas tres máquinas, la x306m, que costará unos U$S 1100 en los EE.UU.
Al mismo tiempo, IBM anunció nuevas versiones de su microprocesador Power que escala desde productos de consumidor a la computación de alta performance. Se trata de los chips PowerPC 405 y PowerPC 440, con núcleos ASIC sobre tecnología de 90 nanómetros que se utilizarán en productos de consumidores, dispositivos inalámbricos y aplicaciones embebidas. El chip PowerPC 405 es para aplicaciones que demandan menor potencia, mientras que el PowerPC 440 se utilizará en computación embebida, comunicaciones de redes cableadas y dispositivos de almacenamientos de datos.