HP va contra IBM en el segmento medio de la alta disponibilidad clase mainframe

7 Jun 2006 en Servidores

Para grandes organizaciones, como NASDAQ, por ejemplo, HP tiene su línea NonStop Integrity, de gran porte y un costo bastante elevado.
Respondiendo ante los recientes movimientos de IBM y sus servidores Z9 en la categoría mainframe, HP lanza una plataforma que ofrece las mismas posibilidades de continuidad para el negocio, pero para presupuestos menos abundantes.
Se trata de la nueva línea NS1000 de Integrity NonStop, la cual apunta a empresas como salud, finanzas y telecomunicaciones que requieren de acceso a sus aplicaciones en tiempo real y las 24 horas de todos los días. Así, atiende a un segmento que necesita esta prestación y no puede invertir cientos de miles de dólares como ocurre con los demás systemas NonStop high-end.
Craig Wagner, director de marketing y soluciones en la división NonStop Enterprise de HP, no cree que en el mercado haya otros sistemas que ofrezcan igual nivel de disponibilidad en el mismo rango de precio. “No hay sistemas competitivos que ofrezcan disponibilidad del 99.999 %.”
NS1000 se basa en los procesadores Itanium 2 de Intel, al igual que los modelos mayores. En los EE.UU. su precio básico por procesador es de U$S 85.000, lo cual es un 10% menor que el precio anunciado por IBM para su Z90BC. HP puede tener como ventaja adicional que el precio básico de su oferta incluye mddleware, sistema operativo y base de datos, mientras que en el Z90BC de IBM hay varios elementos que se pagan aparte.
En el NS1000 se han automatizado funciones de administración en cuanto a su administración y base de datos. “Posiblemente se requiera un tercio de staff de IT de lo que haría falta en otro sistema grande y una quinta parte de administradores de bases de datos,” comenta Wagner.
El NS1000 utiliza Itanium 2 de 1.3GHz con 3MB de caché. Las configuraciones van de dos a ocho procesadores y cuatro a ocho gigabytes de memoria. Soportan hasta 32 TB de almacenamiento en discos internos. El equipo está preparado para el upgrade en el momento en que aparezca el tan esperado procesador “Montecito” de Intel.