HP Project Moonshot y la computación de alto poder con bajo consumo de energía

 

Moonshot

Project Moonshot. Servidores de alta performance basados en procesadores de bajo consumo de energía

 

 

 

 

 

Moonshot

Project Moonshot de HP. Servidores de alta performance con procesadores de bajo consumo de energía y mínimo tamaño.

El proyecto Moonshot de HP tiene varias vistas desde el plano estratégico. Puede representar para HP la ventaja de llegar primero a un escenario con una nueva generación de procesadores y hardware en general. También puede ser su alternativa para reemplazara a su propia base instalada Itantium que ha quedado seriamente herida por la falta de apoyo de Oracle y otros líderes del mercado.
HP se asoció con el fabricante de chips Calxeda con el objeto de elaborar sistemas de bajo consumo aptos para la nube. Por otra parte, HP también trabaja en servidores basados en Intel Atom con similar objetivo.
Seguramente que HP tiene los argumentos científicos suficientes como para encaminar este proyecto. Sin embargo, hay quiénes dudan de que se puedan lograr resultados de alta performance con sistemas de bajo consumo.
Información de los medios indica que HP ya está construyendo servidores “de consumo extremadamente bajo.” Esos servidores se basan en el procesador EnergyCore ARM Server-on-a-chip de Calxeda y existen planes para otros basados en Intel Atom y otros procesadores de bajo consumo. Redstone Development Platform de HP está dirigida a los servicios cloud y a las aplicaciones de computación on-demand. A mediados de 2011, HP demostró su nueva tecnología en un evento realizado en Austin, Texas.
Desde ese momento, se produjeron muchos cambios. Varios de ellos producto de objeciones de grandes usuarios, operadores del mercado y firmas con liderazgo como Amazon, Microsoft y otras. Se cuestionaban el impacto real del bajo consumo, el valor de la economía de espacio en el centro de datos, la performance respecto a Xeon o incluso Atom. Empresas como Google cuestionaron la necesidad de utilizar software explícitamente paralelo para funcionar eficientemente y el costo adicional que ello acarreaba. También estaba la cuestión de tener que dividir las cosas en múltiples procesadores con su consiguiente overhead y reducción de rendimiento.
Para no abundar en detalles del pasado, digamos que, finalmente, los modelos que primero entraron en producción bautizados como “Gemini,” lo hicieron usando a Centerton de Intel, dejando a un lado al Server-on-a-chip de Calxeda. La razón: El nuevo chip Atom (Centerton) es tan económico en energía como su predecesor a la vez que soporta 64 bits, tiene un mayor ecosistema de software, memoria con código de corrección de errores y virtualización de hardware.
Los servidores de pequeño formato y bajo consumo estarán en el mercado en este último trimestre del año.