HP lanzará en septiembre su nueva familia de almacenamiento simplificado

26 Jul 2006 en Storage

En el marco del evento StorageWorks, desarrollado en Marlborough, Massachussets, algunos miembros de HP se refirieron parcialmente a la nueva familia de almacenamiento de datos para la empresa mediana y pequeña que HP lanzará en septiembre próximo.
No hablaron del nombre o precios de los productos, pero Debbie Young gerente de marketing para la división StorageWorks de HP, definió a la nueva línea como a “máquinas con todos los detalles de un dispositivo de almacenamiento en red, pero sin los costos ni desafíos de implementación habituales.”
Según Young, con los nuevos arreglos de discos, que podrían costar unos U$S 5.000 por Terabyte, los administradores pueden armar configuraciones donde se comparten datos con varios servidores. Por ejemplo, se podrá mandar datos de servidores de aplicaciones como Exchange, a dispositivos externos sin tener que asignar nuevos discos a cada aplicación.
Este enfoque de almacenamiento compartido se basa en los servidores de archivos de Windows y evita la compra de nuevos servidores o la necesidad de implementar SANs de canal de fibra.
Young agregó que también manejarán snapshots de respaldo sobre discos, en base horaria o diaria, según las necesidades de seguridad de cada caso. De esta manera, las empresas que antes tenían que hacer backup en cinta para cada servidor, simplifican sus procesos y acortan tiempos.
Las cajas de la nueva familia incluirán software de administración que automatiza tareas de administración y mantenimiento. Los motivos para producir esta línea son, según Young, la dificultad que representa implementar almacenamientos externos en las empresas de menor tamaño. “La mayoría entiende sobre mailboxes, bases de datos, archivos e impresión compartidos. Temas de storage como LUNs (Logical Unit Numbers), arreglos virtuales, software de backup y volúmenes, no son del conocimiento general.”
Además de algo fácil de implementar, Young mencionó el problema del costo: “las empresas que intentan operar con costos modestos no pueden gastar U$S 20.000 o más en un sistema de almacenamiento. Quieren sistemas que cuesten entre U$S 5.000 y 10.000.”