HP compra a RLX Technologies para reforzarse en administración de servidores blade

5 Oct 2005 en Servidores

RLX es la empresa que desarrolló al producto Control Tower, una suite de software utilizada para la administración de servidores blade que operen con sistemas operativos Linux. El producto monitorea y alerta a los administradores de IT sobre cambios en el entorno de computación y se opera desde una consola única. Esta suite es capaz de proveer y automatizar tareas de computación basándose en políticas establecidas por los administradores.
HP piensa agregar este software a su portafolio BladeSystem, agrandando así su arsenal de software para administración de servidores, storage y plataformas empresariales. El objetivo final de HP es el de ofrecer una administración de infraestructura unificada para los diferentes sistemas operativos como Linux, Unix y Windows, principalmente.
Rick Becker, VP a cargo de HP BladeSystem, declaró en un comunicado que la compra responde a la necesidad de brindar una mejor administración a los clientes de la empresa en momentos en que Linux se mueve desde los servidores tradicionales hacia entornos de blade servers.
Recordemos que los servidores Blade requieren de menor cableado por CPU y tienen menor consumo de energía, ocupan menos espacio y eso los hace atractivos para empresas de menores recursos o que agregan capacidad en forma continua. Los entornos de computación utility, donde se aportan recursos de computación on-demand, son un ejemplo de esto último.
El mes pasado, HP inició el proceso de compra de Peregrine Systems, empresa especializada en la administración de activos de IT por U$S 425 millones en efectivo, como así también a la compañía de administración de storage AppIQ por una suma desconocida.
El nuevo CEO de HP, Mark Hurd, quiere cerrar brechas competitivas frente a sus rivales como IBM, Sun y Dell, como así también a los que vienen del lado software como Computer Associates y BMC.
Finalmente, cabe recordar que RLX, en su momento, fue fabricante de servidores, actividad que abandonó debido a la hegemonía que HP e IBM ejercían en el mercado (80% de market share entre los dos).