HP avanza en la consolidación de sus plataformas de misión crítica: NonStop sobre x86

NonStop es una plataforma cuyos orígenes se remontan a 1976. La compañía fue adquirida por Compaq y esta,  a su vez, fue adquirida por HP en 2005. Dentro de Compaq también estaba Digital, empresa que había adquirido a finales de los noventa y que en su momento fue una de las cinco primeras empresas mundiales en computación.

 

NonStop cuenta con una tecnología propia de sistema operativo y es una plataforma con gran presencia en sectores bancarios, redes de cajeros automáticos y otros. Originalmente, su sistema operativo se denominaba Guardian. En HP han ido evolucionando esta plataforma y ahora, como parte de un proyecto de unificación, esperan ponerla disponible con procesadores X86.

Randy Meyer, VP y Gerente General de Integrity Servers de HP, reconoció que esta es la primer vez que HP anuncia planes para extender HP NonStop a X86. “Las anteriores generaciones de estos servidores emplearon microprocesadores VLSI (Very Large-Scale Integration) y MIPS (Microprocessor without Interlocked Pipeline Stages, que son RISC) hechos a medida. Los actuales servidores NonStop están dentro de la línea Integrity y utilizan los chips Itanium que están disponibles y siguen perfeccionándose,” comentó el ejecutivo. Seguramente el último párrafo tiene que ver con los continuos rumores acerca de la potencial cesación en la fabricación de ese chip.

HP migró la plataforma NonStop a Itanium en 2005 y la línea de estos servidores fue ampliada el año pasado con el lanzamiento de un modelo entry level, el NS2100.

Porqué HP lleva a NonStop a x86

Según Meyer, la razón por la cual HP está portando a NonStop a x86 nace de una estrategia mayor. HP ha creado su Project Odyssey para implementar una estrategia de unificación de arquitecturas de servidores UNIX y x86 para así lograr que sus clientes con aplicaciones de misión crítica tengan mayor disponibilidad, performance y opciones disponibles.

“En el mercado se observa una creciente tendencia hacia la convergencia y eso aumenta la necesidad de tener capacidades de misión crítica sobre x86, además de Itanium, que sigue teniendo demanda. Teniendo en cuenta tanto las capacidades tecnológicas como las condiciones del mercado, esperamos que la adopción de esta plataforma por parte de los clientes se vaya realizando en los próximos años,” agregó Meyer.

Como dijimos antes, NonStop tiene su propio sistema operativo. Ese sistema operativo no se potenciará con alguna clase de abstracción o hypervisor de virtualizacióin, ya que correrá directamente sobre el microprocesador. Los primeros servidores NonStop para x86 son NonStop BladeSystem NB56000c y el HP Integrity NonStop BladeSystem NB56000c-cg.

“Los blades utilizan el mismo chassis estándar clase C y así los clientes ganan performance en forma significativa utilizando el mismo espacio. También podemos decir que su inversión queda completamente protegida ya que soportan el mismo sistema de alimentación eléctrica, enfriamiento, formación, almacenamiento y dispositivos de Input/Output. Además, son binariamente compatibles a nivel de software, lo que facilita las cosas a los clientes que quieran aprovechar una relación precio/rendimiento muy mejorada,” prosigue Meyer.

Las cargas de trabajo de NonStop

Finalmente, Meyer nos informa que los servidores NonStop operan cargas de tarea transaccional de misión crítica en todo el mundo. Se utilizan en infraestructuras que deben funcionar en forma constante (Allways-on/Always-Connected). Entre los ejemplos tenemos el procesamiento de tarjetas retail para más de 500 redes de pago en todo el globo y en las que se procesan billones de dólares en pagos de tarjetas de débito, crédito, transacciones de punto de venta, tarjetas de fidelización y tarjetas de obsequios. NonStop también es utilizado para la administración de dispositivos inalámbricos móviles de más de 375 millones de usuarios.

Respecto al futuro, Meyer comentó  que HP seguirá aumentando la performance y la confiabilidad de HP NonStop a medida que se avance en la extensión de la plataforma x86.

“La meta de HP es la de proveer  los recursos de computación adecuados a la carga de trabajo y con los mejores tiempos de uptime para los usuarios de misión crítica,” concluyó Meyer.