Hewlett Packard Enterprise inicia su ciclo con nuevo enfoque de infraestructura de IT

Hace algunos meses los directivos de Hewlett Packard propusieron la división de la empresa en dos compañías independientes: HP Corp y HP Enterprise. Pasado ya, al menos formalmente, el proceso de separación, HP Enterprise comienza a mostrar su posicionamiento tras largos meses de un relativo silencio con la prensa.

En general, podemos decir que HP adhiere a las tendencias que está mostrando el mercado de IT desde hace ya un par de años o algo más. Tendencias que se iniciaron con el auge de la virtualización y que han ido devastando las infraestructuras de servidores con aplicaciones físicamente residentes.

HPE (Hewlett Packard Enterprise) inicia su etapa como empresa independiente exhibiendo lo que consideran una nueva modalidad en lo que respecta a la creación y entrega de infraestructura para el funcionamiento de aplicaciones. Se trata de HPE Synergy, la denominación que la compañía ha dado a lo que expresa como una infraestructura componible que se va creando a medida que el cliente lo va necesitando.

Con esta clase de offering, HPE dice superar a lo que son capaces de ofrecer Cisco y Oracle con sus sistemas ingenierizados.

Para Gary Thome, Chief Architect de HPE, la principal diferencia está en esa capacidad antes mencionada de crear la infraestructura a medida que se hace necesaria. Para él, las empresas usuarias necesitan contar con ágiles pools de computación, almacenamiento y conectividad; todo empaquetado en forma conjunta con inteligencia definida por software. De esa manera, el hardware “entiende” las magnitudes con las que deben ser configurados los elementos necesarios para los requerimientos de las aplicaciones.

Synergy es el nombre que se ha dado a esta completamente nueva plataforma de infraestructura de HPE. En el corazón de esta plataforma encontramos a lo que Thome describe como un marco componible. Se trata de un chasis físico en el que se pueden alojar módulos componibles de computación, almacenamiento y conectividad (fabric). Luego, tenemos a lo que es el verdadero elemento de composición. Se trata de un hardware que se ocupa de la orquestación, despliegue y administración de la infraestructura.

El marco de composición básico es el HPE Synergy 12000, que presenta seis diferentes zonas de configuración de módulos de computación y almacenamiento. Por otra parte, existe un dispositivo o appliance de administración denominado HPE Synergy Image Streamer y es el que posibilita rápidos cambios en las imágenes y aplicaciones dentro de los recursos de computación. Según las especificaciones que presenta este appliance, tiene la capaciad de integrar inteligencia de definición por software desde HPE Synergy Composer que está embebido dentro del dispositivo. Así, se pueden desplegar y actualizar nodos físicos de computación con entornos operativos a una velocidad elevada. Esto es importante cuando se trata de imágenes virtualizadas que necesitan modificarse en alta velocidad, como así también en boots seguros y verificaciones de compliance.

Según Thome, el esquema del sistema Synergy no reemplaza a las existentes plataformas de virtualización de aplicaciones, sino que las complementa. Thome agrega que la capa de abstracción presente en el hardware permite que pueda componerse a sí mismo dentro de cualquier elemento que se desee, tal como lo puede ser un hypervisor y así correr VMware o cualquier tecnología de virtualización que se prefiera.

A la luz de la proliferación y avance de la tecnología de containers, no puede dejarse de lado su tratamiento. En lo que hace al despliegue de containers, la integración es aún más sencilla gracias la plataforma HDP (Helion Development Platform). HDP se basa en el proyecto PaaS (Platform-as-a-Service) Cloud Foundry y hace uso intensivo de la tecnología de containers Docker como vehículo para la implantación y despliegue de aplicaciones. Thome explica que con HDP se obtienen losverdaderos beneficios de una infraestructura componible para los requerimientos de las aplicaciones.

En lo que hace a la administración de Synergy, tiene la ventaja de que se realiza a través de una API (Application Programming Interface) unificada que puede habilitar la actualización del firmware integrado en los sistemas cuando eso es necesario. Según Thome, la API unificada reemplaza a millares de líneas de código de script como el que se utiliza normalmente para configurar un sistema. De esa manera, prosigue Thome, se tiene la capacidad de controlar la infraestructura en forma programática para que se comporte como es necesario. En su opinión, Synergy hace que la deseada automatización sea más alcanzable.