¿Hay compradores para Sun Microsystems?

18 Nov 2008 en Servidores

Desde hace un par de semanas se especula acerca de la posibilidad de que Sun Microsystems sea adquirida. La actual reestructuración con su consiguiente reducción de costos, es vista por algunos observadores como una maniobra de acicalamiento con la que los directivos de Sun quieren aumentar su atractivo.
Se rumorea que entre los principales candidatos está Fujitsu, empresa que mantiene una sociedad con Sun para la fabricación de hardware de servidores desde hace mucho tiempo. Luego, el listado de empresas que seguiría no es muy extenso. IBM, por ejemplo, podría beneficiarse con el dominio de la comunidad Java y en función del proyecto Eclipse al que tanto impulsa, pero seguramente no necesita otra plataforma RISC, ya que tiene su propia línea de chips POWER.
HP, por su parte, podría estar interesada en algunas partes del surtido de Sun, pero su actual estrategia consiste en eliminar su propia línea RISC en un plazo que la empresa espera sea lo más breve posible. De esa manera, podrá sustituir sus servidores PA-RISC por los Itanium de Intel.
Luego, tenemos a Dell, que no tiene espacio para una línea como SPARC en su cadena de valor y es, por otra parte, una empresa que no realiza grandes adquisiciones.
EMC podría aprovechar la unidad de soluciones de almacenamiento que Sun adquirió con la compra de StorageTek. También podría querer a MySQL y hasta a ciertos elementos del sistema operativo Solaris. Pero por el momento no se pueden vislumbrar, por ejemplo, cuáles serían los planes de EMC para algo como Java.
Lo más razonable, en nuestra opinión, sería que, de venderse, Sun se vendiera completa. Aclaremos que estamos jugando con un supuesto y que no aventuramos un juicio de valor. No sabemos qué ocurrirá con Sun ni cuál es realmente la estrategia que sigue. Los números indican que viene en caída, pero con tiempo y buena ejecución, esa tendencia puede revertirse como ocurrió en otros casos con la propia Sun y con otras empresas del sector.
Por el momento, Sun no ha logrado mostrar un mapa de ruta convincente y, de pasar más tiempo sin definiciones claras o convincentes, sus clientes pueden comenzar a mirar para otro lado. La compañía debe despejar las nubes lo antes posible.