Google promete solucionar la creciente lentitud de las aplicaciones de software en la Web

28 May 2009 en Software

La ley de Moore indica que la cantidad de transistores en un chip se duplicará cada 18 meses. La ley de Larry Page, cofundador de Google al igual que Sergey Brin, dice que cada 18 meses el software se hace el doble de lento. “Aunque por suerte los fabricantes de hardware se ocupan de superar ese problema,” comentó Brin. “Querríamos romper esta ley de Page y lograr que nuestro software sea cada vez más veloz en un mismo hardware,” agregó.
Brin se refirió a los avances en herramientas de programación que tienden a solucionar el problema, en especial a las mejoras de rendimiento en JavaScript.
Refiriéndose a las aplicaciones Web en general, Brin cree “que todavía falta mucho por hacer respecto a performance.” Luego, señaló que Google trabaja constantemente en la mejora de esa performance con su nuevo browser Chrome y su aplicación nativa de búsqueda.
Brin explicaba sus ideas en la conferencia de prensa que ofreció en el evento Google I/O para desarrolladores que realizó en San Francisco, California, USA. Allí, se le cuestionó que Google obtenga tantos ingresos en concepto de publicidad cuando hace aparecer en sus búsquedas contenidos pagos por anunciantes. “Valoramos a todos los proveedores de contenidos, desde grandes publicaciones a bloggers independientes. Queremos que ellos crezcan o no habrá nada que buscar,” respondió para luego agregar que Google también paga millones de dólares a otros sitios Web a través de su programa de ingresos compartidos.
Google es hoy el motor de búsqueda más utilizado del mundo y Brin se refirió a la importancia de seguir mejorando la función de búsqueda incorporándole cada vez más inteligencia y cosas como Google Squared.
Brin, sin referirse directamente a las aplicaciones entregadas mediante esquemas cloud, dijo “no tener nada contra los ingresos en forma de suscripciones o derechos de uso.” Finalmente, Brin cerró su conferencia prometiendo “aplicaciones que hace diez años eran consideradas de ciencia ficción.”