Gartner: sin un control férreo, los costos de movilidad se desvían

3 Ago 2009 en Management

En el ochenta por ciento de las empresas estudiadas, Gartner descubrió que el gasto en movilidad tendrá un exceso innecesario del 15% hasta el 2014. El crecimiento de la movilidad en los ambientes empresariales ha sido acompañado por los costos. Gartner afirma que las compañías podrán economizar dinero y operar más eficientemente si mejoran su administración de los costos de voz y datos móviles.
El escenario actual muestra a empresas donde su fuerza de trabajo utiliza diferentes variedades de dispositivos móviles o hand-helds, con distintos sistemas operativos. Esta variedad puede o no ser admitida por la política mobile (de movilidad) de los departamentos de IT… cuando ésta existe.
“Nuestra investigación muestra que la mayoría de las compañías no están administrando adecuadamente a sus usuarios y servicios móviles. Deben analizar detenidamente los factores clave de sus segmentos de usuarios y sus requerimientos, para poder así atenderlos con los servicios adecuados y optimizar sus costos,” declaró Phil Redman, VP a cargo de investigación de Gartner.
Redman recomienda cuatro áreas a tener en cuenta para favorecer el presupuesto en wireless: contratos, roaming internacional, administración de la movilidad y reemplazo de los aparatos desktop.
Respecto a contratos, destaca que más del 60% de las empresas grandes y medianas abandonaron la compra de planes individuales porque son los menos económicos. Sin embargo, los nuevos servicios como planes de pooling, tarifa plana y teléfonos con cero minutos, deben evaluarse cuidadosamente para medir su impacto en toda la organización.
El roaming internacional es otra área a tener en cuenta. El 10% de los usuarios que viajan al exterior representa el 35% del gasto en servicios wireless en compañías que requieren de estos viajes. En estos casos, Gartner recomienda negociar el costo de roaming con el carrier y analizar la posibilidad de planes de roaming mobile. Otra estrategia es la de desactivar el uso ad-hoc de datos wireless internacionalmente y promover el uso de smartphones para e-mail o bien negociar paquetes para usuarios remotos con los carriers.
Una política proactiva siempre ayuda a controlar el gasto. Las políticas para movilidad contribuyen al destierro de prácticas viciadas como la compra de teléfonos móviles no soportados por la empresa para su uso en trabajo. Si el departamento de IT se ve superado por esta situación o no tiene la capacidad, Gartner recomienda recurrir al outsourcing mediante TEM (Telecom Expense Management) y así obtener servicios más amplios.
Según Redman, algunas compañías integran sus teléfonos celulares en sus sistemas corporativos cuando son capaces de manejar el routing necesario, permitiendo la eliminación de los teléfonos de escritorio.
Estas son alternativas de planes FMC (Fixed Mobile Convergence), donde FMC es el punto donde se cruzan los sistemas UC (Unified Communications) fijos y móviles, compartiendo servicios y funcionalidad. Este último escenario libera a los usuarios de sus escritorios y les da la libertad de manejar sus actividades en un entorno móvil sin abandonar la funcionalidad empresarial desde su dispositivo inalámbrico.