Gartner recomienda estrategias a seguir con Windows 7

26 Mar 2009 en Software

Gartner fue una de las firmas de análisis de mercado que evaluó negativamente a Windows Vista y sostuvo que debía ser reemplazado por una nueva versión. Dicha versión es Windows 7 y Gartner recomienda iniciar el plan de migración apenas se libere el nuevo OS, sin esperar a un primer update o Service Pack, como es habitual en los departamentos de IT.
En esta ocasión, hay otros elementos en juego, señaló Michael Silver, director del grupo de computación cliente de Gartner. Microsoft suele liberar su primer SP1 de un OS unos nueve meses después de su aparición y es entonces que las empresas comienzan a contemplar su adopción. La creencia general es que el SP1 resuelve bugs y otros problemas de la versión inicial.
Los ISV (Independent Software Vendors) suelen tomarse entre seis a doce meses para certificar que sus aplicaciones corren bien sobre un nuevo OS. Por eso Silver cree que muchas compañías no podrán pasar a Windows 7 aunque inicien el planeamiento tempranamente. Esos deberán pensar directamente en SP1 y, además, Silver recomienda salir cuanto antes de Windows XP. “Quienes han salteado a Vista y van de XP directo a Windows 7, tienen menos tiempo del que piensan para salir de XP,” dice Silver.
Con el inminente arribo de Windows 7 y aplicaciones compatibles, sumado a que se va suspendiendo el soporte a antiguas aplicaciones, las empresas que pasaron por alto a Vista tendrán que apurarse. Esas empresas no han tenido oportunidad de poner sus aplicaciones a prueba usando a Vista y las que no corren sobre Vista, no correrán en general sobre Windows 7.

“Las organizaciones tendrán que decidir rápido y crear un plan con su trabajo preparatorio realizado en 2009. Muchas empresas podrán usar para pruebas a Windows 7 Release Candidate para ir adelantándose,” dice Silver. Estas advertencias de Gartner, en cierta forma, anuncian un proceso bastante prolongado y tedioso de migración, algo que Microsoft seguramente no quiere escuchar luego del tibio suceso logrado por Vista.
“Cuando planeen dejar XP, no esperen implementar Windows 7 para la mayoría de los usuarios antes de la primer mitad de 2011,” destaca Silver. “Las organizaciones no deberían esperar la implementación de Windows 7 hasta unos 12 a 18 meses tras su aparción. Aunque SP1 puede ser parte de la imagen inicial de implantación, en las empresas no podrán quedarse esperando porque otros requerimientos tomarán más tiempo en ser resueltos,” concluye.