Gartner: Las nubes personales comienzan a complicar la administración del IT empresarial

Gartner Tendencias

Según esta reconocida firma investigadora del mercado de la tecnología de información, las empresas enfrentarán un nuevo desafío en términos de administración de su infraestructura de tecnología de información. Los integrantes de las organizaciones, a todo nivel, comienzan a utilizar servicios cloud en forma creciente, tanto para resolver temas personales, como para atender a asuntos de su trabajo.

En un estudio realizado por esta firma y al que ha denominado “The Evolving Role of the Personal Cloud in the Digital Workplace,” se establece que una mitad de los departamentos de IT empresariales, además de ocuparse de sus temas básicos del core del negocio, en el 2018 ya estará encaminando capacidades de soporte para activos procedentes de nubes personales y sus servicios. Ante esta observación, la gente de Gartner concluye en que la industria proveedora de soluciones de IT debe comenzar a encontrar alternativas capaces de reducir la fricción que puede producirse entre las experiencias de uso de tecnología de empresas y consumidores. A diferencia de otros hitos de cambio en el que los proveedores de soluciones tecnológicas empresariales han tenido bastante tiempo para reaccionar, el tema de las nubes personales promete complicar las cosas rápidamente.

Ahora bien ¿Qué es lo que podemos incluir dentro de la definición “nubes personales”? Stephen Keynhans, VP de investigación de Gartner, las describe como “a una colección de contenidos, servicios y herramientas que los usuarios combinan para satisfacer las necesidades de sus estilos de vida digital, utilizando diferentes dispositivos. La nube personal de cada usuario es única y evoluciona a medida que los requerimientos diarios del usuario cambian y que van apareciendo o desapareciendo proveedores y productos.”

Siempre según el enfoque de Gartner, tenemos dos principales tendencias observables. Una de ellas es el incremento del acceso a datos personales y la otra es la aplicación de tecnologías de inteligencia y analíticos a esa información.

Keynhans afirma que “la tasa de cambio se está acelerando a medida que nuevas tecnologías como Windows 10, sensores ubicados en todas partes, wearables (Smart watches, etc) y máquinas inteligentes van alterando el panorama. De esta manera se van borrando las líneas que dividen el espacio de la computación personal y la empresarial.” Y es por esa razón que en muchas empresas están comenzando a prestar atención a este tema y a planificar estrategias futuras.

Y es que, según Kleynhans, para el año 2018 un 25% de las grandes organizaciones ya tendrán una estrategia explícita para lograr que sus entornos de computación empresarial o corporativo sea lo más parecido posible a la experiencia que ofrece la computación para consumidores o individuos. Las organizaciones tendrán que ocuparse de nuevos temas como podrán ser los llamados VPAs (Virtual Private Assistants) como son hoy Siri, Cortana y Google Now. “Los VPAs no sólo tienen acceso a datos de las personas, sino que también pueden llegar a tener acceso a datos que pueden ser privados de las empresas, datos sensibles como pueden ser los relacionados con reuniones de negocio, viajes de los empleados y operaciones previstas por la empresa. Todo eso puede quedar expuesto a los VPAs. Algunas organizaciones se verán inclinadas a bloquear el acceso de VPAs a los datos de la empresa. Pero el problema es que esto reducirá la efectividad de esos VPAs y lo único que se logrará será que los empleados comiencen a eludir los controles establecidos por el departamento de IT,” dice Garnter en parte del informe.

Tecnologías como IoT o los wearables son las que abrirán otro nuevo frente en la interminable batalla que las empresas libran para proteger la seguridad de sus datos. Según Gartner, la gran avalancha de datos en tiempo real que generan esas tecnologías “hacen aún más borrosas las líneas divisorias entre lo que es trabajo y lo que es personal. Esto exacerba los problemas de seguridad y privacidad tanto para los usuarios como para las empresas.”

La gente de Gartner recomienda enfrentar estos problemas y sus peligros asociados mediante estrategias sólidas en lo que refiere a la autenticación. Contundentemente, recomiendan que sea un tema de alta prioridad para los CIOs, ya que si bien las tecnologías de autenticación son un primer frente de defensa para la seguridad de los datos, cuanto más efectivo sea su funcionamiento, mayor es la posibilidad de construir con solidez los elementos que las complementan.