Fallo judicial contra Microsoft podría impactar en todos los ambientes Web

4 Nov 2003 en Software

Microsoft ha sido demandada por violación de patentes y una Corte de Chicago acaba de fallar a favor de los demandantes: la Universidad de California y Eolas Technology. Microsoft deberá pagarles u$s 521 millones como indemnización y además deberá realizar cambios en su Internet Explorer por haber aplicado en este producto tecnología patentada de terceros sin su consentimiento.
 Las consecuencias de este evento recién comienzan a notarse en los ambientes relacionados. Por ejemplo, el consorcio W3C (World Wide Web Consortium) realizó el 19 de agosto pasado una reunión especial para evaluar los cambios que al corto plazo podrían ser implementados en los browsers, herramientas de autoría y sitios Web como resultado de este fallo judicial.
El consorcio publicó una lista de discusión disponible en el sitio Web  http://www.w3.org/2003/08/patent y dicha lista fue creada para iniciar el tratamiento de las diferentes opciones técnicas con las que se puede responder a esta situación. A su vez, W3C intentó contactarse con Eolas Technologies para determinar cuáles son sus intenciones en relación con las patentes (si piensa licenciarlas a Microsoft o no), pero no recibieron respuesta. Otros medios periodísticos intentaron lo propio y tampoco tuvieron éxito.
 La patente de Eola se otorgó en 1998 y abarca tecnologías para la creación de un sistema de browser que permite incrustar pequeños programas interactivos, tales como plug-ins, applets, scriptlets o controles Actives en documentos online. Estas tecnologías tendrían impacto para la Web en general, incluyendo a las especificaciones emitidas por W3C.
 Los cambios que Microsoft tendrá que realizar en Internet Explorer afectarán a una gran cantidad de páginas Web existentes. Si las patentes se aplican con severidad, la comunidad de proveedores y desarrolladores tiene una tarea importante por delante.
La propia Microsoft presentó algunas opciones que están siendo consideradas y también se invita al resto de la comunidad. Se ha creado un sitio de discusión y se han preparado los recursos para liberar software y documentación en forma ágil. Al mismo tiempo, la compañía emitió un comunicado en el que asegura que el problema “tendrá, si es que lo tiene, un impacto muy leve para los clientes de Microsoft.”