Ethernet de 40GbE y 100GbE, dos velocidades bajo un mismo estándar

El grupo Higher Speed Study Group (HSSG) del IEEE 802.3 decidió que Ethernet tenga en el futuro velocidades de 40GbE y 100GbE. Originalmente, HSSG previó pasar directamente a una norma de 100GbE, pero la industria en general aconsejó disponer de dos velocidades. La razón: diferentes áreas de aplicaciones crecen de formas diferentes.
Una vez tomada la decisión de ir a 100GbE, los fabricantes de servidores cuestionaron que esa velocidad no se adaptaba a las necesidades de sus mercados. Así lo explica John D´Ambrosia, director de HSSG.
D´Ambrosia nos dice que los servidores duplican su necesidad de ancho de banda cada 24 meses mientras que las aplicaciones centrales a nivel de red lo hacen cada 18 meses.
La norma de 40GbE atiende a las  características de las aplicaciones de servidor y computación, mientras que la de 100GbE hace lo propio para aplicaciones centrales de la red.
Respecto a 40GbE, se crearán especificaciones para al menos tres capas físicas, incluyendo a un mínimo de cien  metros para fibra multimodo OM3; al menos diez metros sobre conexiones de cable de cobre y un mínimo de un metro en el backplane.
Las especificaciones de capa física para operar con 100GbE incluirán 40 kilómetros en fibra single-mode y un mínimo de diez metros sobre cobre.
Las dos velocidades utilizarán un mismo estándar
, según D´Ambrosia. Respecto a los problemas que presenta el nuevo estándar, existe preocupación respecto a la energía necesaria y el calor generado.
La nueva especificación de IEEE tendrá que encontrar una solución para funcionar con el actual OTM (Optical Transport Networking), en especial a 40GbE (OC-768).
“OC-768 ya está definida e implantada, mientras que 100 GbE es un área en la que ITU (International Telecommunication Union) recién comienza a tomar contacto con lo que estamos haciendo y trabaja en sus propias especificaciones para facilitar la transición entre las capas Ethernet y las de transporte óptico,” nos dice D´Ambrosia.